En vísperas del aniversario número 73 del Día Nacional de la China Comunista, un total de nueve organizaciones británicas de derechos humanos instan a la recientemente nombrada primera ministra de Gran Bretaña, Liz Truss, a condenar los abusos del régimen chino.