La vida la determina el Cielo, fortuna o infortunios, los determina uno mismo