Un niño de seis años de Nueva York fue golpeado hasta la muerte después de haber sido sometido a meses de tortura por el novio de su madre, de acuerdo con los horribles detalles esbozados en el tribunal el lunes.

El lunes, el Tribunal Supremo de Manhattan escuchó cómo Zymere Perkins fue golpeado con un palo de escoba roto y una barra de ducha antes de ser colgado en la parte posterior de la puerta de un baño y dejado morir en un apartamento infestado de cucarachas y gusanos en Harlem.

La asistente del fiscal de distrito Kerry O’Connell le dijo a los jurados que Rysheim Smith supuestamente mató al hijo de su novia Geraldine Perkins en un ataque de ira.

“Tomó a Zymere, lo agarró por el brazo y comenzó a golpearle con un palo como una piñata”, dijo.

“No llamó a su madre… porque sabía que su madre no iba a protegerlo”.

Smith se enfureció con el niño que constantemente mojaba su cama y que una vez defecó en la sala de estar y luego trató de esconder sus propias heces.

Según el Daily News, el fiscal de distrito O’Connell explicó cómo Smith después de golpear al niño, “lo ahogó en la ducha” antes de tirarlo al suelo y golpearlo con una barra de ducha que le cortaba la cabeza.

Zymere perdió el conocimiento y se desmayó en la bañera.

Se alega que finalmente lo colgó de la parte trasera de la puerta del baño con su camiseta después de perder el conocimiento.

O’Connell dijo que era probable que éste fuera el lugar donde él respiró por última vez.

Eventualmente, Smith levantó a Zymere del gancho y lo arrojó contra la pared de un dormitorio, donde cayó al suelo.

Se dice que su propia madre, que supuestamente observó “pasivamente” cómo se producía el abuso, esperó varias horas antes de controlar a su hijo después de la golpiza. Cuando ella finalmente lo hizo, él ya estaba muerto.

Perkins llevó su cuerpo desde su casa en la calle 135 de Harlem hasta el hospital mucho después de que pudo ser salvado.

Smith, mientras tanto, dejó el apartamento para ir a buscar comida.

Fotos gráficas del cuerpo maltratado de Zymere fueron mostradas a los miembros del jurado que detallaron sus lesiones, incluyendo cortes y moretones en el cuello, la cabeza y las costillas.

El lunes, el enfermero de emergencias Michael Nelson recordó cómo Perkins corrió dentro del hospital “gritando” mientras llevaba a Zymere en sus brazos.

“Estaba frío. Lo sentí al tocar su ropa”, dijo. “Este niño estuvo muerto por un tiempo. No había manera de revivir a este niño”.

O’Connell pasó a retratar lo desagradable que se había vuelto la vida de Zymere en su casa, donde las moscas habían puesto huevos en heces fecales que estaban incrustadas en la alfombra y repletas de gusanos.

Zymere fue supuestamente “privado de comida como castigo” y se le dio solo pan para la cena, mientras que su madre y su novio se sabanun festín, según el fiscal.

“Cuando lo pillaron comiendo de la basura porque tenía mucha hambre, el acusado lo golpeó sin piedad”, dijo O’Connell. “Tenía costillas rotas. Este niño tenía más fracturas que costillas”.

Asimismo, el pecho y el vientre del niño estaban cubiertos de arañazos, cicatrices y moretones.

Perkins, de 28 años, se declaró culpable de homicidio en segundo grado en 2017 y ya lleva tres años tras las rejas. Se espera que ella reciba entre dos y seis años por su testimonio contra Smith.

Smith, supuestamente comenzó a golpear a Zymere casi desde el principio de la relación y la animó a “emular” la violencia bajo el concepto de “disciplina”, aunque el New York Post reporta que el abuso duró más de un año.

“Zymere fue disciplinado por Rysheim Smith porque pensó que eso convertiría a un niño en un hombre”, dijo O’Connell. “Ella puso la importancia de un hombre para ella antes que la vida y el bienestar de su hijo”.

O’Donnell dijo que Smith dominaba completamente a Perkins y priorizó su relación con su novio antes que la de su propio hijo.

Después de la muerte de Zymere, tres empleados de la Administración de Servicios Infantiles (ACS ) fueron despedidos. Su comisaria, Gladys Carrion, también dimitió.

Se reveló que se presentaron hasta cinco informes de bienestar social en nombre de Zymere, pero fueron ignorados. También se cerró una investigación sobre las denuncias de castigos corporales graves.

El niño también les contó a los trabajadores de la ACS cómo el novio de su madre lo golpeó y lo castigó obligándolo a tomar duchas frías.

La abogada defensora de Smith, Heather Smith, ha dicho que la muerte de Zymere se debe únicamente a Perkins, a quien describió como una “persona profundamente poco confiable que dirá cualquier cosa para evitar ir a la cárcel”.

“No hay pruebas fiables de que las acciones de Rysheim hayan causado la muerte de Zymere”, dijo. “Perkins es un conocido mentiroso con todos los incentivos para mentir para salvar su propia vida”.

Smith se enfrenta a cadena perpetua si es condenado por asesinato en segundo grado, homicidio sin premeditación y otros cargos.

En el momento de la muerte del niño, las autoridades municipales reconocieron que Perkins fue investigado cinco veces por acusaciones de abuso.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.