El primer día de clases, naturalmente, viene con una mezcla de emoción y nervios, pero para un niño de Kansas, Estados Unidos, de 8 años que vive con autismo, comenzar un nuevo año escolar fue muy abrumador.

Connor Crites estaba comenzando el segundo grado en la escuela primaria Minneha en Wichita, Kansas, Estados Unidos. Pero en lugar de jugar con amigos o explorar el patio de recreo, Connor estaba acurrucado en una esquina, llorando.

Los niños con autismo a menudo luchan para procesar nuevas situaciones, y con toda la emoción y el estímulo del primer día de clases, Connor simplemente se sintió abrumado.

[Muere bebé de 6 meses a cargo de su hermana de 12 años, su madre había ido a bailar]

Pero Christian, de 8 años, que también comenzó el segundo grado, se dio cuenta del niño triste, llorando solo.

Sin decir una palabra, Christian se acercó a Connor y le tomó la mano.

facebook / Courtney Coko Moore

Connor, visiblemente sorprendido, se aferró a la mano de su nuevo amigo y caminó con él hacia la escuela.

Courtney Moore, la madre de Christian, fue testigo de la escena y tomó una foto rápida de los niños, siendo extraños se habían hecho amigos, tomándose de las manos.

[Kirk Douglas, de 102 años, posó para una épica foto familiar con cuatro generaciones]

“Lo vi en el suelo cuando Connor estaba llorando en la esquina y lo estaba consolando. Él tomó su mano y lo llevó a la puerta principal. Esperamos hasta que sonó la campana y lo acompañó al interior de la escuela. El resto es historia. Tienen un vínculo inseparable”, dijo Moore al medio local KAKE-TV.

Moore publicó la foto en Facebook y escribió: “¡Las bendiciones vienen en muchas formas!”.

Cuando April Crites, la madre de Connor, vio la foto, se conmovió hasta las lágrimas. Mientras estaba desconsolada por la tristeza visible de su hijo, se animó mucho al saber que un niño como Christian estaba con él.

“Temo todos los días que alguien se ría de él porque no habla correctamente, o se ría de él porque no se queda quieto o porque salta de un lado a otro y agita las manos”, dijo Crites a al medio.

facebook / Courtney Coko Moore

Pero ninguno de los dos estaba preocupado por sus diferencias, simplemente se contentaban con ser amigos.

La lección es poderosa y ambas madres esperan que resuene dentro de un público más amplio.

“No importa el color, no importa el género, no importa la discapacidad y no importa nada, solo sé amable, abre tu corazón. Es lo que necesitamos en este mundo”, dijo Crites.

Los chicos tienen un mensaje simple para el mundo: “¡Sé amable!” Expresaron ellas.

Le puede interesar:

‘Falun Dafa’, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__

Categorías: Últimas noticias