Redacción BLesEl pasado 7 de mayo el Consejo Escolar del Distrito Católico de Toronto (TCDSB) declaró el mes de junio como el “mes del orgullo” y para ‘honrar’ la ‘celebración’ decidió izar la bandera del movimiento homosexual en todas las escuelas del distrito violando públicamente la esencia del matrimonio de la religión católica y las enseñanzas de Jesús, reportó Life Site News

El consejo escolar recientemente creó un ‘comité asesor SLGBTQ+’ el cual realizó la recomendación de que la bandera del orgullo homosexual fuera izada en las instituciones escolares católicas durante junio. 

La decisión fue debatida y votada durante una sesión del consejo y la votación final fue de 7-5 a favor.

Uno de los miembros de las delegaciones que votaron y debatieron el tema fue la ex premier de Ontario, Kathleen Wynne quien es abiertamente lesbiana y como ex ministro de educación, fue el responsable de lanzar la estrategia pro-homosexual de Equidad y Educación Inclusiva, que alentaba a los consejos escolares a participar en los desfiles del Orgullo Gay, a utilizar textos de autores homosexuales y a introducir en las escuelas clubes de alianzas gay-heterosexuales.   

Pero también hubo oposición como la Sra. Nancy Crawford, Michael Del Grande y Teresa Lubinski, que argumentaron que izar la bandera del ‘orgullo’ significaría apoyar comportamientos sexuales que están en desacuerdo con la enseñanza moral sexual católica.

“La bandera del orgullo y el movimiento del orgullo van en contra de nuestra fe católica en muchos sentidos”, dijo la consejera Crawford en un momento de la reunión. 

Algunos de los consejeros recordaron que la misma Arquidiócesis de Toronto aconsejó no aprobar tales acciones que violan el concepto del matrimonio entre el hombre y la mujer.

La Archidiócesis dijo en su carta que los padres “hacen una clara elección cuando deciden que sus hijos asistan a una escuela católica. Esperan, con razón, que los administradores, los directores y los profesores -todos los socios en la educación- se aseguren de que la enseñanza católica se presenta, se vive y se infunde en todo lo que hacemos.” 

Pero aparentemente lo que quieren los padres no cuenta para nada y las escuelas católicas serán la vergüenza nacional de Canadá el próximo junio. 

Jack Fonseca, de la organización canadiense provida y profamilia Campaign Life Coalition, estaba perplejo al mirar todo el proceso: “Viendo el debate de los consejeros anoche, no podía creer que estaba presenciando que un brazo oficial de la Iglesia Católica Romana estaba de acuerdo en celebrar el pecado sexual. Fue horroroso”. 

Le recomendamos: Lo que ESTÁ PASANDO y los otros MEDIOS NO TE CUENTAN

Ad will display in 09 seconds

“Todo el mundo sabe que la bandera del ‘orgullo gay’ y el ‘mes del orgullo’ representan ideologías que encarnan el rechazo de la doctrina cristiana. La bandera del orgullo gay representa la creencia de que las relaciones homosexuales son equivalentes al matrimonio bíblico. Representa el apoyo a la adopción de niños por parte de homosexuales, que los coloca en situaciones de ausencia permanente y obligatoria de padre o madre. Representa la creencia de que la sodomía y otros actos sexuales entre personas del mismo sexo son moralmente aceptables y no pecaminosos”, afirmó acertadamente Fonseca. 

Y agregó: “Estas ideologías son diametralmente opuestas a la doctrina católica y a la antropología cristiana de la persona humana. Son perversas”. 

¿Qué pasa con la religión en Canadá? 

En marzo, un sacerdote de Grace Life Church en Alberta fue arrestado por dar su misa de los domingos a pesar de que el gobierno ordenó el cese de las actividades religiosas bajo la excusa de la pandemia.

James Coates estuvo un mes detenido y pagó una multa de 1500 dólares antes de ser liberado, solo por haber dado una misa fue tratado como un criminal.

La noticia se hizo viral y muchas personas fueron a la iglesia autoconvocados de otras partes de Canadá para mostrar su apoyo al sacerdote. 

En respuesta, las autoridades enviaron al menos 200 policías armados, helicópteros y varios vehículos listos para reprimir a los manifestantes pacíficos que desafiaron la ‘autoridad’ del gobierno.

Inevitablemente en los países o lugares donde se expanden los ‘derechos’ para la comunidad LGBT tienden a devorarse los valores tradicionales históricamente transmitidos por las religiones ortodoxas.

Si el ejemplo de Toronto se replica en otros países o lugares sería este el comienzo de la destrucción total de los valores tradicionales, un caso de valores invertidos.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com