Hubo una combinación de marejada del sur, mareas inusualmente altas y mayor nivel del mar por el cambio climático.

Una boda que se celebraba el sábado por la noche en la comunidad de Kailua-Kona (Hawai, EE. UU.) se vio interrumpida cuando una serie de olas especialmente grandes inundaron el evento, lanzando las mesas y las sillas hacia los invitados, informa 20minutos.com

El fuerte oleaje se debió a una combinación de fuerte marejada del sur que alcanzó su punto máximo el sábado por la noche, mareas inusualmente altas y el aumento del nivel del mar debido al cambio climático, según el Servicio Meteorológico Nacional de EE. UU.

La boda tuvo que retrasarse porque el agua inundó y derribó el mobiliario que había sido colocado para el evento.

Sara Ackerman, una escritora que creció en Hawai y asistió a la boda, grabó el oleaje a medida que llegaba a la orilla: “Era enorme, dijo. Estaba grabándolo y luego simplemente superó la pared y derribó por completo todas las mesas y las sillas”.

El incidente ocurrió unos cinco minutos antes de que comenzara la ceremonia. “No fue una situación que pusiera en peligro la vida de nadie, dijo. Fue simplemente como: Oh, Dios mío… ¿Qué vamos a hacer? ¿Dónde vamos a poner las mesas?”.

La ceremonia se pudo llevar a cabo ya que limpiaron el desorden después de que los recién casados intercambiaran sus votos. El Servicio Meteorológico Nacional en Honolulu calificó la marejada de histórica: Es la más grande que ha habido en varias décadas.

Fuente: 20minutos.es

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.