Un despiadado vándalo fue captado en un Circuito Cerrado de Televisión (CCTV) destruyendo la piscina de hidroterapia de 10.000 libras esterlinas ($ 13.335,35 dólares) de una niña discapacitada de cinco años de edad, al llenarla con pintura.

Evie Carr nació con una afección que significa que nunca podrá caminar sin ayuda, pero podía al menos nadar gracias a la ayuda de su piscina.

Pero los padres Jonathan y Michelle Carr se quedaron con el corazón roto después de que un vándalo entró en su jardín por la noche y llenó de pintura negra la piscina de la pequeña Evie.

El hombre fue capturado por una cámara de seguridad, y ahora la familia de Blidworth, en Nottingham, Inglaterra, está pidieron a cualquiera que tenga información para que vaya a la policía.

Mientras tanto, Evie tiene que prescindir de la hidroterapia casera para ayudar a mejorar la coordinación, los movimientos y la fuerza muscular.

videoinfo__video2.bles.com||5614338ef__

Ad will display in 09 seconds

El analista de amianto Jonathan, de 47 años, dijo: “Quienquiera que haya hecho esto es una persona vil y vengativa y es lo más bajo de lo bajo. Me rompe el corazón mirar (lo que hizo)”.

“El efecto que tendrá es muy grande. A Evie le encanta la piscina y puedes ver en los videos lo mucho que le gusta”.

“No puede moverse de la misma manera que lo hace en el agua. Es lo peor que alguien podría hacernos”.

Evie nació en el Hospital Kings Mill en diciembre de 2013 y le diagnosticaron una rara afección del desarrollo llamada paquiria a los cinco meses de edad.

Sufre de retrasos graves en el desarrollo, epilepsia, parálisis cerebral, dificultades para alimentarse y tragar, así como una cabeza pequeña.

No existe cura para la enfermedad de Evie y se aconsejó a la familia que comenzara la fisioterapia y la hidroterapia.

Evie aprendió a nadar en una piscina pública, pero la comunidad local se reunió en torno a la familia y le compró la piscina por 8.600 libras esterlinas ($ 11.470,34 dólares)  en octubre de 2016, pagando también alrededor de 2.000 libras esterlinas ($ 2.668,10 dólares) por la jardinería y la terraza.

Pero a pesar de no poder caminar sin un andador, ha podido nadar sin apoyo desde los 18 meses de edad.

Jonathan dijo: “La piscina le permite moverse de manera diferente. No puede soportar peso y en el verano usamos la piscina casi todos los días”.

“También tiene amigos de la escuela que vienen a jugar y eso la ha hecho muy feliz”.

“Realmente ha cambiado su vida. Me pone feliz verla en la piscina. Es una niña feliz, pero cambia completamente cuando se mete al agua”.

Cuando Michelle llegó a casa del trabajo el jueves, oyó que la piscina hacía un ruido extraño y descubrió que estaba llena de pintura negra gruesa.

Jonathan agregó: “Michelle me envió una foto. Fue como una patada en el estómago. Es difícil describir el impacto que tendrá en todos nosotros”.

Tan pronto como se hizo el descubrimiento, Jonathan comprobó las cámaras de seguridad y descubrió que le colocaron pintura tres días atrás.

Dijo: “Está totalmente arruinada. Es difícil resumir lo que siento. Es la cosa más difícil con la que alguien podría golpearnos”.

“Estoy tan enfadada. Es frío y calculado, y alguien se ha esforzado mucho para hacer esto. Es una truco planificado y la persona sabía exactamente lo que estaba haciendo”.

El incidente ha sido reportado a la policía de Nottinghamshire.

La inspectora jefe Liz Rogers dijo: “Estamos investigando un reporte de daños criminales a una piscina de hidroterapia en una dirección en Clare Hill, Blidworth”.

El agresor arrojó pintura dentro de la piscina que es usada por la hija discapacitada de la víctima.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds