Cuando su padre se enfermó, Stefan Snowden, de tres años, supo que tenía que buscar ayuda.

Así que el decidido niño se subió a su camión de juguete y terminó circulando por una concurrida carretera, con coches que lo rodeaban.

Finalmente, una mujer que vivía cerca detuvo el tráfico y tomó a Stefan en sus brazos.

Una segunda mujer que vio lo que había sucedido lo llevó a su casa y llamó a la policía mientras trataban de averiguar de dónde había venido.

Se supo que Stefan recorrió unos 6 km en el camión de bomberos de juguete después de que su padre Marc, de 28 años, tuvo un ataque de epilepsia, informó Daily Mail.

Recorrió 320 metros por un camino rural desde la casa de su familia en la aldea de Twenty en Lincolnshire, Inglaterra, antes de terminar en una concurrida avenida que une las ciudades de Spalding y Bourne.

Su orgullosa madre, Carla Neve, de 25 años, ama de casa, había salido a hacer un recado cuando todo pasó.

La Srta. Neve explicó: “Marc sufre de epilepsia. Estaba en el sofá y perdió el conocimiento cuando tuvo un ataque. Stefan sabe cómo salir de la puerta principal y debe haber ido a buscar su camión”.

“Definitivamente iba a buscar ayuda. Cuando hablamos con la policía, Stefan dijo: ‘Papá estaba mal'”.

Los vecinos fueron de puerta en puerta hasta que encontraron la casa de la Srta. Neve, donde estaba esperando una ambulancia para su marido, sin saber que Stefan estaba incluso desaparecido.

El Inspector Blackwell añadió: “Papá está bien y la familia está muy agradecida a estas dos personas increíbles”.

Te puede interesar: La Verdad, Benevolencia, Tolerancia siempre prevalecerá en el corazón del hombre

videoinfo__video2.bles.com||a2a9491f3__

Ad will display in 09 seconds