Redacción BLes – El 9 de septiembre, un juez federal suspendió temporalmente la aplicación de la legislación antidisturbios para contrarrestar los disturbios sociales extremos en Florida, EE. UU.

El Tribunal del Distrito Norte de Florida, División de Tallahassee, no permitirá que los agentes de la ley detengan a los manifestantes radicales, aunque creen disturbios públicos.

El juez de distrito Mark Walker dictaminó que la Ley de Lucha contra la Violencia, los Desórdenes y los Saqueos y de Protección de las Fuerzas del Orden, define los desórdenes públicos de forma tan vaga que criminaliza de hecho la libertad de expresión.

“La vaguedad permite a los gobernantes utilizar como arma su aplicación contra cualquier grupo que desee expresar cualquier mensaje que el gobierno desapruebe”, dijo en la orden de requerimiento preliminar. “Si este tribunal no prohíbe la aplicación del estatuto, las acciones sin ley de unos pocos individuos sin escrúpulos podrían criminalizar efectivamente la expresión protegida de cientos, si no miles, de floridanos respetuosos de la ley”.

Las declaraciones se produjeron después de que los activistas de los derechos civiles acusaran a la legislación de someter a los ciudadanos negros y a los llamados manifestantes pacíficos a “detenciones ilegales, lesiones e incluso la muerte”. Las protestas anarquistas extremas se extendieron rápidamente por todo el país después de que el minnesotano George Floyd muriera detenido durante mayo de 2020.

“Nuestra administración cree que hay una delgada línea entre la protesta pacífica y la violencia”, dijo la vicegobernadora Jeanette Núñez (republicana) cuando se firmó el proyecto de ley. “Hemos visto a las comunidades de nuestra nación asoladas por la rabia, la ira, los disturbios y el caos. Nuestra democracia no puede permitirse el lujo de difuminar las líneas entre la reunión pacífica y la violencia”.

La legislación penaliza el robo, el incendio provocado, los golpes, la violencia y otros delitos relacionados con los disturbios. Detiene a cualquier persona condenada por disturbios hasta su primera cita con el tribunal. Los individuos pueden ser encarcelados hasta seis meses si agreden a un agente de policía durante un disturbio. También reprime el vandalismo en monumentos confederados, memoriales, esculturas y otros lugares históricos.

El gobernador Ron DeSantis rechazó la interpretación del juez del proyecto de ley, y afirma que la ley en cuestión no prohíbe las manifestaciones pacíficas.

“Estamos vehementemente en desacuerdo con la decisión de hoy, pero este caso siempre iba a ser decidido por el Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito”, dijo en un comunicado obtenido por Reuters. “Hay una diferencia entre una protesta pacífica y un disturbio, y los floridanos no quieren ver el caos y la violencia asociados a los disturbios en sus comunidades”.

Laura Enrione – BLes.com