Un extraño hecho le quitó la vida a Michael Kosanovich, de 21 años de edad en el barrio Queens de la ciudad de Nueva York.

El auto estaba en la calle y como posible comprador, el muchacho lo recorrió por todos sus costados. Camino por cada lado y le pidió referencias al hombre que lo asistía. ¿Qué es lo extraño? Que el auto no llevaba conductor, fue encendido de forma remota.

Ahora, todo se trató de un accidente puesto que Kosanovich se encontraba viendo el vehículo junto a su dueño ya que tenía la intención de comprarlo. Cuando el propietario encendió el carro para mostrar el funcionamiento, el mismo se aceleró y lo embistió ante otro carro.

Otras personas intentaron ayudarle pero el Lexus volvió a atropellarle por segunda vez, este otro impactó le causó golpes muy graves en el torso y una de sus piernas.

Kosanovich murió al día siguiente en el hospital a consecuencia de los múltiples traumatismos.

“Nunca había oído algo como esto”, dijo un agente policial que acudió al lugar del accidente.

En este momento están las investigaciones para dar con las causas del accidente, hasta la actualidad nadie ha presentado cargos contra el dueño del carro.

Fuente: Miami Diario.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

videoinfo__video2.bles.com||99ca5d0cd__

Ad will display in 09 seconds