Redacción BLesEl presentador de Fox News habló con el Dr. Robert Malone quien creó la tecnología ARNm que llevan varias de las vacunas contra el coronavirus, y expresó sus serias dudas con respecto a la vacunación de personas menores de 18 años y criticó la forma en que los CDC están informando a la gente sobre los riesgos de vacunarse cuando aún no existen datos suficientes o no están propiamente organizados que respalden sus dichos.

Descrito por Tucker Carlson como ‘la persona más calificada del planeta Tierra’ para hablar sobre la seguridad de las vacunas, el Dr. Malone es el inventor de la tecnología ARNm, que es utilizada en las vacunas contra el COVID de los laboratorios Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

El médico con un alta trayectoria en diversos campos publicó una entrevista en Youtube donde expresaba sus dudas sobre los riesgos de las vacunas experimentales contra el coronavirus. Su video fue censurado y eliminado por YouTube.

Carlson, que inició su presentación preguntándose por qué ahora las universidades están obligando a sus estudiantes a vacunarse para poder asistir a clases aun cuando se ha encontrado que la vacuna causa inflamación en el corazón – miocarditis – en personas jóvenes.

La semana pasada incluso se supo de un niño de 13 años que murió en menos de tres días de aplicarse la vacuna de Pfizer.

“Se está obligando a adultos jóvenes en la flor de la vida a vacunarse porque Tony Fauci lo ha dicho”, disparó Carlson, que también citó un estudio de Noruega que encontró que de 100 ancianos que murieron en geriátricos, 10 fueron causados directamente por las vacunas contra el COVID y otros 26, muy probablemente también.

El presentador le preguntó al Dr. Malone si tenía dudas sobre la seguridad de las vacunas contra el virus PCCh y qué pensaba de la vacunación en menores de 18 años.

“Una de mis preocupaciones es que el gobierno no está siendo transparente con nosotros sobre cuáles son esos riesgos. Y por eso, soy de la opinión de que la gente tiene derecho a decidir si acepta o no las vacunas, sobre todo porque se trata de vacunas experimentales”, afirmó Malone.

“Se trata de un derecho fundamental que tiene que ver con la ética de la investigación clínica. Y así, mi preocupación es que sé que hay riesgos. Pero no tenemos acceso a los datos y los datos no han sido capturados con suficiente rigor para que podamos evaluar con precisión esos riesgos – Y por lo tanto … no tenemos realmente la información que necesitamos para tomar una decisión razonable”, agregó el médico.

Para el Dr. Malone, el mayor problema es que no se están realizando los estudios necesarios para evaluar los riesgos-beneficios de las vacunas especialmente en el grupo de jóvenes menores de 18 años.

Aún así, “los beneficios probablemente no superan los riesgos en esa categoría (menores de 18 años), afirmó el médico.

“Esa es una de mis otras objeciones, es que hablamos descuidadamente del ‘análisis de riesgo-beneficio’ como si fuera una ciencia muy profunda. No lo es. Normalmente, a estas alturas, los CDC tendrían que haber realizado esos análisis de riesgo-beneficio y formular sus argumentos con bases de datos y en la ciencia. Ahora mismo no lo están haciendo”, aseguró el médico.

Le recomendamos: BIG TECH – CÓMPLICES del RÉGIMEN CHINO para imponer un NUEVO ORDEN MUNDIAL

Ad will display in 09 seconds

“Puedo decir que la relación riesgo-beneficio para los que tienen 18 años o menos no justifica las vacunas y es muy probable que no justifique la vacunación en estos adultos muy jóvenes”, agregó.

Para Tucker es difícil imaginar que alguien en el gobierno esté empujando la vacunación masiva en un país tan extenso como los Estados Unidos sin tener la certeza que deberían tener basados en los datos, que no existen.

El Dr. Malone dijo que existen problemas estructurales en el CDC y que las bases de datos no están bien armadas y tampoco se están analizando correctamente.

Basado en lo que ha hablado con sus colegas del ámbito médico, los CDC están sobrepasados y están procesando datos que no cumplen con el estándar necesario para sacar conclusiones para hacer sugerencias al gobierno.

Según su sitio web, la tecnología ARNm fue creada por el Dr. Malone en 1988 cuando trabajaba en el Instituto Salk. A pesar del tiempo, este tipo de tecnología no había sido utilizada en esta escala masiva como actualmente en las vacunas contra el coronavirus y es por ello que se consideran experimentales.

Sumado a eso, todas las vacunas que se utilizan actualmente tienen una autorización de uso de emergencia, es decir, aún no han sido aprobadas por los entes reguladores debido a que no han pasado todas las fases de seguridad necesarias para documentar los efectos adversos.

Aún así, según los reportes de VAERS (efectos adversos de las vacunas) las vacunas experimentales contra el virus PCCh, han causado más muertes en los primeros 3 meses que en los pasados 10 años.

Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com