Redacción BLesLa Junta de Supervisión de Facebook, es quien decidirá si se debe levantar la suspensión indefinida de Donald Trump en la red social que según trascendió, recibió una apelación en nombre del expresidente buscando reestablecer sus cuentas de Facebook e Instagram.

“Podemos confirmar que se recibió una declaración de usuario en el caso ante la Junta de Supervisión con respecto a las cuentas de Facebook e Instagram del presidente Trump”, dijo un portavoz de la Junta de Supervisión en un comunicado, según reportó UsaToday.

La Junta se creó como un grupo supuestamente independiente para escuchar las apelaciones de los usuarios y está compuesta por 20 ex políticos, periodistas y académicos, y cualquier decisión que tome, no podrá ser objetada por la empresa, ni siquiera por el CEO Mark Zuckerberg. Cabe destacar que la misma es financiada por Facebook, por lo cual no se podría decir que es un organismo completamente independiente.

La junta de supervisión ha sido llamada como la “Corte Suprema” de Facebook, está destinada para que los usuarios de la gigante red social y su aplicación Instagram puedan apelar las decisiones de moderación de contenido tomadas por Facebook.

La Primera Ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, y Tawakkol Karman, ganadora del Premio Nobel de la Paz de Yemen y el ex juez federal Michael McConnell son algunos de los miembros de la Junta, en manos de quien está el futuro en las redes del expresidente Trump.

Thorning-Schmidt dijo que la junta tiene 90 días para tomar una decisión, y agregó que aunque a los miembros les gustaría acelerar el proceso, el plazo es necesario para permitir que las traducciones y los expertos compartan sus opiniones.

Además, la Junta de Supervisión ha recibido alrededor de  9.000 comentarios del público sobre la controvertida cuestión de continuar censurando al expresidente Trump, los cuales serán también tenidos en cuenta a la hora de decidir, señaló Thorning-Schmi

Por lo pronto, las cuentas de Trump en Facebook e Instagram permanecen suspendidas a la espera de la decisión de la Junta de Supervisión, lo que constituye uno de los casos de censura más controvertidos en las redes sociales, dado que Trump, además de ser el expresidente de los Estados Unidos, se convirtió en uno de los líderes indiscutidos de la resistencia conservadora frente al avance del progresismo de izquierda a nivel mundial.

Facebook suspendió a Trump de forma indefinida a principios de enero tras la violación del Capitolio de Estados Unidos. La compañía de Silicon Valley no fue la única plataforma que prohibió a Trump en medio de una campaña que, según argumentan sin mayores fundamentos, es para eliminar el contenido dañino de sus plataformas. Twitter, Google, Snapchat, Twitch y otras plataformas también suspendieron el acceso de Trump casi al mismo tiempo.

El día en que el Capitolio fue violado cuando el Congreso se reunió para certificar los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, Trump publicó dos posteos en Facebook que la compañía consideró objetables y los eliminó, argumentando que Trump estaría utilizando la plataforma para incitar a una insurrección violenta contra un “gobierno elegido democráticamente”.

La realidad muestra que en ambas publicaciones, una de las cuales era un video, Trump les dijo a sus seguidores que “tenemos que tener paz” y les recomendó que “se fueran a casa”.

Más tarde, luego de revisar las publicaciones de Trump, Facebook decidió extender el bloqueo indefinidamente, el cual continúa hasta el día de hoy.

Andrés Vacca – BLes.com