Redacción BLes– El presidente Trump junto con el primer ministro Benjamin Netanyahu de Israel, el jeque árabe Mohammed Bin Zayed, príncipe heredero de Abu Dhabi y comandante supremo adjunto de los Emiratos Árabes Unidos, acordaron el jueves un acuerdo de paz histórico.

En conferencia de prensa desde la oficina Oval, el presidente Trump anunció la buena noticia: “Después de 49 años, Israel y los Emiratos Árabes Unidos normalizarán completamente sus relaciones diplomáticas. Intercambiarán embajadas y embajadores y comenzarán la cooperación en todos los ámbitos y en una amplia gama de áreas, incluido el turismo, la educación, la atención médica, el comercio y la seguridad”. Según presenciaron y reprodujeron diversos medios de comunicación como ABCNews.

En el comunicado de prensa publicado por la Casa Blanca se destaca el suceso como un avance diplomático histórico que promoverá la paz en la región del Medio Oriente. Producto de la diplomacia audaz y la visión de los tres líderes y el coraje de los Emiratos Árabes Unidos e Israel para trazar un nuevo camino que desbloqueará el gran potencial en la región. También se advirtió que los tres países enfrentan muchos desafíos comunes y se beneficiarán mutuamente del logro histórico de hoy.

El presidente Trump también publicó una copia de la declaración de paz en su cuenta de Twitter: “Declaración conjunta de los Estados Unidos, el Estado de Israel y los Emiratos Árabes Unidos”

El presidente Trump ofició de negociador entre las partes involucradas en el conflicto, generando una mesa de diálogo que posibilita que en las próximas semanas delegaciones de Israel y los Emiratos Árabes Unidos se reúnan para firmar acuerdos bilaterales en materia de inversión, turismo, vuelos directos, seguridad, telecomunicaciones, tecnología, energía, salud, cultura, medio ambiente, el establecimiento de embajadas recíprocas y otros áreas de beneficio mutuo, tal como se puede leer en la declaración.

La apertura de vínculos directos entre dos de las sociedades más dinámicas de Oriente Medio y las economías avanzadas transformará la región al estimular el crecimiento económico, mejorar la innovación tecnológica y forjar relaciones más estrechas entre las personas, se lee en el comunicado.

El presidente dijo que la acción se conocería como el “Acuerdo de Abraham”, llamado así por el “padre de las tres grandes religiones”. 

“Nadie simboliza mejor el potencial de unidad de estas tres grandes religiones”, dijo el jueves el embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, desde la Oficina Oval.

El asesor principal y yerno del presidente Trump, Jared Kushner, quien participó en las acciones de intermediación dijo en la conferencia: “el presidente, como con todas las cosas, nos instó a adoptar un enfoque poco tradicional (…) No se pueden resolver los problemas que no se han resuelto como la gente lo ha hecho antes y ha fracasado”. También agregó que el presidente Trump: “intenta unir a las personas centrándose en intereses comunes en lugar de agravios comunes (…) Pudimos lograr resultados que otros no podían lograr”, dijo Kushner. “Esto hará que la región y el mundo avancen”.

Mientras tanto, el embajador de Israel en Estados Unidos, Ron Dermer, tuiteó poco después de que se anunciara el acuerdo diciendo: “¡Un gran día para la paz! Israel elogia el coraje de MBZ por la decisión histórica de los Emiratos Árabes Unidos de unirse a Egipto (1979) y Jordania (1994) para hacer la paz con Israel. Israel agradece profundamente a todos.

Trump ha hecho que este avance sea posible. Aún hay más por venir.”

El acuerdo convierte a los Emiratos Árabes Unidos en la tercera nación árabe en tener vínculos diplomáticos activos con Israel. Los otros dos son Egipto y Jordania. Realmente este pacto implica una luz de claridad y optimismo en la oscura historia de guerras y muerte en Medio Oriente.

Andrés Vacca-BLes.com