Dos personas murieron en un tiroteo en una iglesia cerca de Fort Worth, Texas, Estados Unidos, el domingo por la mañana y una tercera persona fue llevada a un hospital en estado crítico, dijeron los oficiales, informó The Guardian.

La portavoz de MedStar Mobile Healthcare, Macara Trusty, dijo a Associated Press que dos personas fueron asesinadas en la Iglesia de Cristo de la Autopista Oeste en White Settlement. Una tercera persona en condición crítica está siendo tratada en un hospital y todas las víctimas son hombres, dijo. MedStar es un servicio de ambulancia.

Las autoridades no han dado a conocer ningún detalle sobre lo que llevó al tiroteo.

Un anciano de la iglesia le dijo al New York Times que uno de los muertos era un guardia de seguridad que respondió al tirador.

“Estaba tratando de hacer lo que tenía que hacer para proteger al resto de nosotros,” dijo el anciano, Mike Tinius, llamando al guardia de seguridad un querido amigo.

“Es extremadamente perturbador ver a alguien cometiendo actos de violencia”, añadió.

(Captura de video: El País / Youtube)

Tinius dijo que no conocía al pistolero y que el tiroteo parecía ser al azar.

Una mujer que contestó el teléfono en la Iglesia de Cristo de la Autopista Oeste dijo a AP que no podía responder ninguna pregunta y dijo que le habían dicho que dirigiera las preguntas a las autoridades.

Trusty dijo que un supervisor le dijo en el lugar de los hechos que una de las personas que murieron era el tirador. La policía de White Settlement no ha respondido a los pedidos de comentarios de AP.

En una entrevista con la estación de televisión KTVT de Dallas, Mike Drivdahl, el portavoz del Departamento de Bomberos de Fort Worth, dijo que cree que el pistolero estaba entre los tres que fueron baleados.

Otras dos personas fueron tratadas por heridas menores en la escena, dijo Trusty.

White Settlement se encuentra a unas 8 millas (12 km) al oeste de Fort Worth.

El gobernador Greg Abbott pidió al estado que rezara por las víctimas, sus seres queridos y la comunidad de White Settlement.

“Los lugares de culto son sagrados y estoy agradecido por los miembros de la iglesia que actuaron rápidamente para detener al tirador y ayudar a prevenir más pérdidas de vidas”, dijo Abbott en una declaración por Twitter.

No es el primer tiroteo mortal que tiene lugar en una iglesia de Texas. En noviembre de 2017, Devin Patrick Kelley abrió fuego contra la congregación en una iglesia en Sutherland Springs, Texas, matando a más de dos docenas de fieles, antes de quitarse la vida.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds