Redacción BLes– La ‘prestigiosa’ publicación médica británica The Lancet publicó un informe elogiando la política de un solo niño de China con la que el gobierno chino forzó durante décadas a abortar al segundo hijo de cada familia y asegura que con esta práctica perversa el PCCh logró ‘sacar’ de la pobreza a millones, ignorando los cientos de millones de chinos que viven en la extrema pobreza y que China posee la brecha más grande del mundo entre ricos y pobres.

La publicación titulada “La Comisión de Lancet sobre los 70 años de salud reproductiva, materna, neonatal, infantil y adolescente (RMNCAH) en China” elogia los ‘logros’ del régimen chino y cómo fue adaptando sus políticas para lidiar con los cambios socioculturales pero ignora completamente que para aplicar la política de un solo niño, el gobierno chino forzó los abortos que muchas veces terminaron con la muerte de la mujer y/o daño severo en su sistema reproductivo y también utilizó la fuerza para esterilizar a las mujeres, siendo el caso de los uigures en Xinjiang el caso más conocido.

El informe se centra en lo que define como “salud reproductiva, materna, neonatal, infantil y adolescente de la mujer (RMNCAH)” y dice que el PCCh se toma muy en serio la salud de la mujer y el futuro de los niños.

The Lancet afirma que “en las últimas décadas, la RMNCAH de China ha conseguido notables logros en los objetivos de desarrollo relacionados con la reducción de la mortalidad materna e infantil”, aunque cientos de reportes indican que bajo el manto de estas supuestas políticas el PCCh lleva a cabo limpiezas étnicas, persecuciones religiosas e ideológicas e inhumanamente somete a la población a su dictadura.

Curiosamente los autores del reporte del Lancet son en su mayoría chinos ‘eruditos’ de universidades prestigiosas chinas y la publicación se parece más a una pieza de propaganda que un estudio científico.

La ‘planificación familiar’ del PCCh en Xinjiang

En lo que los testigos dicen es parte de la limpieza étnica del PCCh se encuentra la ‘planificación familiar’ del PCCh mediante la cual coloca DUI forzadamente a las mujeres uigures en la provincia de Xinjiang.

La Dra. Hasiyet Abdulla, una médica obstetra uigur que trabajó durante 15 años en hospitales de la provincia de Xinjiang reveló que los nosocomios de la región están obligados a realizar abortos forzados, e incluso matar a los bebés recién nacidos, si están fuera de la ‘planificación familiar’.

Según la médica, que ahora reside en Turquía, y que trabajó en el Hospital de Medicina Tradicional Uigur de la Región Autónoma de Xinjiang, el pabellón de maternidad de cada hospital en la provincia tiene implementadas las políticas de ‘planificación familiar’ del PCCh, las cuales dictan que las mujeres en áreas rurales pueden tener hasta 3 hijos y en las zonas urbanas dos, además que entre cada nacimiento debe haber un lapso de tres años.

A los bebés que nacen en el hospital fuera de los límites de la planificación familiar, “los mataban y se deshacían del cuerpo. No les daban el bebé a los padres, los matan cuando nacen”, explicó la obstetra.

Según la médica, cada hospital tiene una unidad que se dedica a guardar registro de los todos los nacimientos, y la misma unidad se encarga de llevar a cabo los abortos que no hayan cumplido con los tres años de espera, o que excedan los límites impuestos. Del mismo modo, esta unidad implanta el dispositivo intrauterino o DIU en las mujeres después de que dan a luz.

El caso de Falun Dafa

Según un reporte de Minghui.org a una practicante de Falun Dafa, la Sra. Zhang Hanyun, de la provincia de Shanxi le “le desmembraron quirúrgicamente su bebé de ocho meses dentro de ella para dejar libre el camino para lavarle el cerebro”.

Le recomendamos: 4 etapas de la INFILTRACIÓN COMUNISTA en OCCIDENTE, explicado por un ex agente de la KGB

Ad will display in 09 seconds

El caso de la Sra. Hanyun es la punta de un iceberg que ilustra los métodos utilizados por el régimen comunista chino para ‘transformar’ a los practicantes de Falun Dafa, es decir, forzarlos a renunciar a su fe mediante torturas, en este caso un aborto tardío de un bebé a punto de nacer.

Debido al estricto bloqueo de la información en China, no es posible recaudar datos sobre todos los casos ya que para enviar este tipo de información sensible a Occidente, además de necesitar un software especial para saltearse el firewall de China, las personas quedan expuestas a ser arrestadas, torturadas y hasta asesinadas por filtrar este tipo de noticias que exponen al PCCh si su identidad se revela.

La pobreza desconocida en China

Lancet además afirma que el PCCh ha ayudado a ‘controlar la sobrepoblación, cortar la pobreza y la falta de recursos’, no obstante, debido a la política de un solo niño, existe un desequilibrio no natural entre la cantidad de hombres y mujeres en China y el estricto control de natalidad también ha envejecido la población, que como consecuencia generó falta de mano de obra joven para trabajos de naturaleza física.

Quizás matar a los bebés en abortos es una forma aceptable ‘controlar la sobrepoblación’ para The Lancet.

De todas maneras, según un estudio del Diario de la Metrópolis del Sur de China, el 5% de los chinos más ricos del país, ganan un cuarto de todos los salarios en China.

El estudio dice que los ingresos netos per cápita del hogar chino medio son de 13.033 yuanes (2.123 dólares), pero para las familias del 5 por ciento inferior la media es de sólo 1.000 yuanes (163 dólares). Es decir, China tiene una de las brechas más grande entre ricos y pobres del mundo. 

El informe desprestigia aún más al Lancet

Alguna vez The Lancet gozó de prestigio por sus publicaciones científicas acertadas pero el reporte elogiando al PCCh, además de funcionar como una herramienta de propaganda que el régimen chino utilizará para validar su legitimidad, los ‘logros’ descritos en el paper son absolutamente falsos y engañosos puestos en el contexto de las constantes violaciones a los derechos humanos del Partido Comunista Chino tales como el genocidio a los uigures en Xinjiang, la persecución a Falun Dafa y los cristianos de las casas, entre otros.

Al mismo tiempo, la publicación ha sido utilizada para alentar a la gente a vacunarse contra el coronavirus argumentando la efectividad de las vacunas experimentales que a la fecha acumula más de 3700 muertes solo en Estados Unidos.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com