Redacción BLes – Tres personas resultaron heridas y decenas de hogares se quedaron sin energía eléctrica después de que un avión de entrenamiento militar se estrellara en el patio trasero de una vivienda texana el 19 de septiembre.

El Departamento de Bomberos de Lake Worth, Texas, confirmó que un estudiante de vuelo y un piloto instructor estaban realizando un ejercicio de entrenamiento en el momento del accidente.

Se lanzaron del avión y uno de los paracaídas se enredó en los cables de electricidad. El otro aterrizó en un árbol.

Los pilotos no identificados fueron atendidos por heridas leves y trasladados a la sala de urgencias de un hospital cercano.

“Podría haber sido mucho peor si se hubiera producido un contacto directo con una residencia”, dijo el jefe de bomberos Ryan Arthur según el New York Times. “Afortunadamente, ese no es el caso”.

La nave pertenece al área de entrenamiento de la Estación Aérea Naval de Kingsville (ciudad de Texas). Despegó del aeropuerto internacional de Corpus Christi.

La portavoz de Entrenamiento Aéreo Naval, la teniente Michelle Tucker, confirmó que uno de los pilotos se encuentra en estado crítico mientras que el otro está estable.

El incidente cortó el suministro eléctrico a al menos 44 hogares. Arthur reveló que los servicios de emergencia están trabajando para limpiar el lugar del accidente de los restos. Se insta a la gente a mantenerse alejada del bloque 4000 de Tejas Trail.

Los equipos de emergencia estaban bien preparados para un posible accidente militar en la zona debido a su proximidad a la estación aérea.

“En otras ciudades de Texas podría tratarse de catástrofes naturales, como tornados o incluso tormentas de hielo, pero en nuestro caso se trata de un avión militar derribado, ya que nos encontramos en una posición privilegiada”, dijo según el periódico.

Dawn Barlowe – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.