Redacción BLes – Apareció un vídeo en el que se ve cómo los talibanes prueban un helicóptero UH-60 Black Hawk de EE.UU. en un aeropuerto de Afganistán, lo cual destaca el inoportuno plan de retirada de las tropas estadounidenses del país.

Las imágenes muestran al Black Hawk moviéndose lentamente en un aeródromo de la provincia de Kandahar, en Afganistán, y a miembros talibanes caminando mientras observan el breve paseo. No había ninguna señal de que el helicóptero hubiera despegado del suelo o fuera a hacerlo.

Según Reuters, el helicóptero se encontraba entre las armas por valor de 28.000 millones de dólares suministradas por Estados Unidos al ejército afgano entre 2002 y 2017. Además, el medio señaló que la semana pasada se capturaron unos 40 aviones y helicópteros de ala fija.

Las fuerzas afganas huyeron y dejaron gran parte de su armamento, del que se apropiaron rápidamente los talibanes.

The Drive señaló que el vídeo podría interpretarse como una nueva maniobra propagandística de los militantes, que rápidamente derrocaron al gobierno el 14 de agosto.

La semana pasada había aparecido un vídeo en el que se veía a los talibanes disfrutando de los bienes que les habían dejado, incluyendo largas filas de vehículos y abriendo cajas con nuevas armas de fuego, equipos de comunicación e incluso drones militares.

Al menos cuatro helicópteros Black Hawk parecen estar en control de los talibanes, según expertos y observadores, incluidos dos en el aeródromo de Kandahar, donde se encuentra una base aérea clave que Estados Unidos suministraba al gobierno afgano, informó el medio.

La unidad también señaló que las imágenes de satélite de The War Zone vistas desde Planet Labs mostraban que el número total de helicópteros Black Hawk podría ser probablemente mayor que el informado por Reuters.

“Todo lo que no ha sido destruido es ahora de los talibanes”, dijo un funcionario estadounidense a Reuters, que quiso mantener su identidad protegida.

También le recomendamos: Escalofriante: El relato de un exingeniero sobre la construcción de bases subterráneas en EE. UU. (Video)

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

Funcionarios estadounidenses actuales y anteriores pensaban en la probabilidad de que el armamento incautado se utilizara para asesinar a personas. Además, podría ser tomado por otras organizaciones militantes como el Estado Islámico para atacar los intereses de Estados Unidos en la región, o incluso entregado a enemigos como China y Rusia.

El 25 de agosto, más de dos docenas de senadores republicanos presionaron para que se diera una “cuenta completa” de lo incautado y se aclarara cualquier plan para recuperarlo.

“Es inconcebible que equipos militares de alta tecnología pagados por los contribuyentes estadounidenses hayan caído en manos de los talibanes y sus aliados terroristas”, escribieron los senadores en una carta dirigida al secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin.

“Asegurar los activos estadounidenses debería haber sido una de las principales prioridades del Departamento de Defensa de Estados Unidos antes de anunciar la retirada de Afganistán”.

Laura Enrione – BLes.com