El Tribunal Central de Inglaterra y Gales declaró culpable a un británico de 34 años de 37 cargos. La acusación fue hecha este viernes por y el sujeto podría enfrentar cadena perpetua. La sentencia será dictada el próximo lunes, según difundió RT

El acusado se llama Joseph McCann y es señalado de haber violado y secuestrado a 11 mujeres y niños. Fue puesto en libertad erróneamente en febrero de este año, lo que le permitió seguir cometiendo ese tipo de crímenes.

Es de hacer notar que el sujeto llegó a violar a 8 personas, incluidos un niño de 11 años y una mujer de 71, durante dos semanas entre abril y mayo. Sus crímenes se extendieron por diferentes condados de Inglaterra hasta que finalmente el 6 de mayo fue detenido por la policía.

La primera agresión habría tenido lugar el pasado 21 de abril, según el fiscal John Price, quien afirmó que McCann supuestamente secuestró a punta de cuchillo a una joven de 21 años, para después violarla. Luego, raptó a otra joven y la agredió sexualmente “muchas veces” durante 14 horas, sometiéndola a actos de “depravación y violencia impactantes”, dijo el fiscal.

Un dato a considerar es que McCann fue encarcelado inicialmente en el 2008 por robo agravado después de irrumpir en la casa de un hombre de 85 años y atacarlo. Debía cumplir una sentencia indeterminada, conocida como ‘encarcelamiento por protección pública’ (IPP, por sus siglas en inglés).

Curiosamente, según el Código Penal británico, la IPP establece una pena de prisión mínima pero no máxima por una serie de delitos. Los sentenciados acaban sometidos a una ‘licencia’ indefinida después de la liberación, que podría ser retirada solo después de 10 años en caso de que la Junta de Libertad Condicional determine que el reo ya no representa un riesgo para la sociedad y puede ser liberado.

Eso le permitió al criminal sujetarse a dicha ‘licencia’, por lo que fue liberado en marzo del 2017, hasta que fue encarcelado nuevamente en agosto del mismo año, esa vez por robo y hurto.

McCann pasó 18 meses entre rejas y debería haber acudido a una Junta de Libertad Condicional antes de ser liberado nuevamente, pero salió de la cárcel sin acudir a dicha reunión el 15 de febrero de este año, porque el personal de la prisión desconocía que estaba sometido al IPP.

Hay que resaltar que sus crímenes se extendieron por diferentes condados del Reino Unido, hasta que finalmente el 6 de mayo fue arrestado por la Policía. El hombre fue detectado por una patrulla e intentó escapar en un automóvil con dos de sus víctimas dentro, hasta que se topó con un bloqueo policial. Entonces McCann huyó del coche por un campo y fue detectado por un helicóptero policial en un árbol, al que trepó para tratar de dar esquinazo a los oficiales.

Sumado a ello, aún cuando tenía retenida a esa mujer, McCann raptó a otra joven, a quien también violó y obligó a participar en actos sexuales con la otra víctima. 

Fuente: Miami Diario.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds