FRANCIA – Tras haber sido sentenciado a 30 años de prisión por el secuestro y violación de una joven asesinada en 2002, un hombre intentó quitarse la vida al interior de un tribunal penal en Somme, Francia.

De acuerdo con medios locales, Willy Bardon ingirió cuatro cápsulas mientras los familiares de la víctima se encontraban celebrando la decisión del juez.

Tras presentar desaliento y temblor, Bardon fue enviado a un hospital, donde permanece en cuidados intensivos.

Alexandre Bosschère, fiscal del caso, indicó que la condición actual de acusado es estable pero con “pronóstico vital comprometido”, y detalló que podría haber consumido un pesticida “extremadamente peligroso”, cuya venta está regulada en todo el territorio europeo y que genera daños en el sistema nervioso y cardiovascular.

Bardon fue acusado de la muerte de Elodie Kulik, de 24 años, la noche del 10 de enero de 2002 en la localidad de Tertry.

La joven fue violada, estrangulada y quemada; antes de morir realizó una llamada de auxilio a los Bomberos. En la grabación, se logra escuchar las voces de sus posibles atacantes.

Por su parte, Bardon se ha declarado inocente desde un comienzo y niega haber estado en el lugar de los hechos.

Fuente: El Imparcial.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La agenda pedófila mundial

videoinfo__video2.bles.com||04123bb4f__

Ad will display in 09 seconds