PHOENIX, Arizona, Estados Unidos – La jueza Kathleen Mead sentenció a 108 de prisión a Robert Hood, tras ser condenado por 11 delitos graves de tráfico sexual infantil más otros delitos en Phoenix, Arizona.

Hood, de 30 años de edad, fue detenido después de haber secuestrado a una menor de 16 años de edad, a quien obligó a prostituirse durante seis meses. El hombre utilizó las ganancias para su propio beneficio.

Según la Oficina Fiscal General de Arizona, el sentenciado utilizaba su teléfono celular para grabar a su víctima en una “forma de explotación sexual”.

Además de los delitos por tráfico sexual, también fue condenado por posesión de drogas, encarcelamiento ilegal y asalto agravado.

Fuente: El Imparcial.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La agenda pedófila mundial

videoinfo__video2.bles.com||04123bb4f__

Ad will display in 09 seconds