Redacción BLes – La división de gestión corporativa de Toshiba Corporation Japan en Dalian, China, anunció que el 30 de septiembre cerrará la fábrica. La fábrica de Toshiba en Dalian despedirá a más de 1000 empleados. Además, Samsung en Ningbo cerrará, lo que provocará la protesta de miles de empleados que exigen una indemnización razonable.

Según medios de comunicación de China continental, citando a un empleado con casi 20 años de trabajo en la fábrica de Toshiba en Dalian, el 13 de agosto la dirección de la fábrica convocó un congreso con unos 1000 participantes. Dijo que la fábrica cerraría el 30 de agosto y anunció un plan para que los empleados dimitieran.

Los costes laborales de las empresas se incrementaron

Un jefe de finanzas dijo que un factor que obligó a Toshiba a retirar su negocio de China continental fue el alto costo de hacer negocios.

Dijo: “El problema… los costes laborales han aumentado hasta un nivel sorprendente. Además, el gobierno chino hace un esfuerzo para saludar a las empresas japonesas y europeas, pero en realidad muchas políticas son muy poco amigables”.

Según un empleado de la fábrica de Toshiba Dalian, el salario mensual de los trabajadores es de unos 464 dólares (3.000 yuanes).

Toshiba Dalian Co., Ltd. se estableció en 1991 y tiene 30 años de historia en China.

Según los informes, Toshiba Corporation cerrará 33 fábricas e instituciones de investigación en 24 ciudades de China a finales de diciembre de este año. La agencia de investigación y producción de componentes de precisión se trasladará a Japón, mientras que la línea de producción de electrodomésticos trasladará su actividad a Vietnam.

Además, el astillero Samsung Ningbo, perteneciente al grupo coreano Samsung, también va a cerrar. Miles de empleados de esta fábrica no están de acuerdo con el plan de indemnización de la empresa, y el 9 de septiembre levantaron pancartas y marcharon para protestar.

Muchas fotos en el lugar de los hechos mostraban a los empleados de la fábrica reunidos en su interior, con pancartas en las que se leía: “¡Samsung es mi casa, necesito un trabajo! ¡Necesito alimentar a mi familia!”, “Samsung cruza el puente, no le importa la vida de los trabajadores”, etc., para protestar por el cierre de la fábrica.

En una entrevista concedida a Radio Free Asia (RFA) el 14 de septiembre, el Sr. Quy Phong (Ji Feng), académico independiente en Pekín, dijo que bajo la influencia del entorno político y económico de China, las empresas transnacionales decidieron sucesivamente retirarse de China.

El Sr. Quy Phong dijo: “Toshiba y Samsung probablemente se retirarán por completo a finales de año. Actualmente, hay que dividirlo en varios aspectos”. Uno de ellos es el empeoramiento del entorno económico de China. “Los empresarios están preocupados de que mañana el desastre caiga sobre sus cabezas”, dijo.

El Sr. Quy Phong dijo que los gobiernos de Japón y Estados Unidos animaron a las empresas de China a regresar a su país, acelerando así la retirada de la inversión extranjera.

Según un comunicado difundido en Internet, la dirección de Samsung explicó que el cierre se debió a la epidemia, que provocó una fuerte caída de los pedidos tras el fracaso de sus medidas de rescate. Por ello, la única vía que le queda es disolver la empresa primero. El traslado de la producción de Samsung fuera de China es una continuación de su retirada de las fábricas de teléfonos de Shenzhen, Huizhou, e incluso de la única fábrica de televisores de China situada en Tianjin.

Los documentos públicos muestran que la Compañía de Industria Pesada de Ningbo Samsung es la fábrica de construcción y descarga de barcos número 1 de Samsung en China. La empresa se fundó en diciembre de 1995, con un capital registrado de 250 millones de dólares. Actualmente, cuenta con más de 4.500 empleados.

Kathy – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.