Redacción BLesUn reporte de Naciones Unidas publicado en marzo de este año detalla un incidente ocurrido en 2020 en Libia donde un ‘robot asesino’ se auto-activó para cazar a un objetivo humano sin el comando previo de una persona durante un conflicto armado entre el ejército y un grupo de civiles.

Según el medio de noticias británico The Star, el dron, un cuadricóptero Kargu-2 producido por la empresa turca de tecnología militar STM, fue desplegado en marzo de 2020 durante un conflicto entre las fuerzas gubernamentales libias y una facción militar disidente dirigida por Khalifa Haftar, comandante del Ejército Nacional Libio.

El dron está equipado con explosivos y puede rastrear un objetivo y atacarlo explotando al impactar con el mismo.

Los Kargu-2 tienen la habilidad de operar en modo ‘altamente efectivos’ y con ello pueden activarse sin la necesidad del comando de un ser humano, explica la nota.

Cuando la facción militar se retiraba del lugar, los drones salieron a ‘cazarlos’ por detrás, aunque el reporte no indica si hubo muertos o si los ataques terminaron con algún daño humano o material.

“Los sistemas de armas autónomas letales fueron programados para atacar objetivos sin requerir la conectividad de datos entre el operador y la munición: en efecto, una verdadera capacidad de ‘disparar, olvidar y encontrar'”, dice el informe.

Expertos pronunciaron su preocupación por la existencia de estos drones ‘autónomos’ pues no siempre pueden identificar o interpretar los datos visuales del blanco correctamente.

Zak Kallenborn, experto en terrorismo con base en Maryland, Estados Unidos dijo que esta bien podría ser la primera vez que los drones atacan de forma autónoma a seres humanos.

“¿Cómo de frágil es el sistema de reconocimiento de objetos? ¿Con qué frecuencia identifica mal los objetivos?” preguntó Kallenborn haciendo alusión al peligro de que los humanos sigan creando estos robots que aparentemente pueden atacar a los humanos por ‘decisión propia’.

Le recomendamos: Dos PATRIOTAS UNIDOS bajo un OBJETIVO en COMÚN [PARTE 2]

Ad will display in 09 seconds

Según The New York Post, en 2018 la Convención de las Naciones Unidas sobre Armas Convencionales se reunió para prohibir la producción y uso de estos ‘drones asesinos’ equipados con inteligencia artificial pero Estados Unidos y Rusia bloquearon la iniciativa y la comisión se cerró.

Dos años después, se reporta el primer incidente de un dron que caza a un humano sin haber recibido una orden de hacerlo.

La cuestión de si utilizar drones ‘autosuficientes’ para conflictos armados no es una discusión nueva.

El poder atacar una base militar, una embarcación o directamente ganar una guerra sin tener que sacrificar vidas humanas parece algo que cualquier ejército quisiera.

No obstante, este incidente pone de manifiesto la cuestión de qué sucede cuando la inteligencia artificial ‘se independiza’ y deja de necesitar al ser humano ¿podría volverse contra él?

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com