Con 70 % de las actas escrutadas, el gobernador obtuvo 63,92 % de los votos frente a 36,08 % que pedía su remoción. Aunque Gavin Newsom tomó un respiro, el escenario para una posible reelección se torna complicado, sobre todo por la cantidad de demócratas que esperan sustituirlo

Los resultados del revocatorio en California favorecieron a Gavin Newsom para continuar en la gobernación hasta enero de 2023. Con 70 % de las actas escrutadas, el demócrata recibió 63,92 % de los votos frente a 36,08 % que pedía su remoción. Era un resultado esperado en el estado más poblado de Estados Unidos, considerando que los electores demócratas superan dos a uno a los republicanos.

Todo el aparato del partido se movilizó en apoyo a Newsom ante los temores de perder California. Hubo un momento en el que se encendieron las alarmas. A finales de julio, tan solo había un margen de dos puntos entre quienes pedían el revocatorio y quienes defendían al gobernador para que continuara en funciones. Esto motivó que el presidente Joe Biden hiciera una parada rápida en este estado para brindarle su apoyo. En paralelo, los demócratas consiguieron 75 millones de dólares en recaudaciones para la campaña.

Por otro lado está el republicando Larry Elder. Tal como adelantaban las estimaciones, se convirtió en el candidato más votado como alternativa de Gavin Newsom. Logró 46,93 % de los votos, según el monitoreo de Associated Press. En segundo lugar quedó Kevin Paffrath, un candidato demócrata con 9,83 % de los votos. «Seamos amables con la derrota. Es posible que hayamos perdido la batalla, pero vamos a ganar la guerra», fueron las palabras de Elder cuando se dieron a conocer los resultados.

Competencia en filas demócratas

Los cuatro principales problemas con la orden de vacunación de Biden
El gobernador tomó un respiro tras el revocatorio, pero no significa que haya salido del todo ileso, apunta AP. Su gestión está opacada por la falta de vivienda y los altos costos de las mismas, sumado a deficiencias en el sistema educativo, una fuerte sequía, con apagones por altas temperaturas e incendios forestales que alarman a la Casa Blanca.

La cantidad exacta de votos que obtuvo no se sabrá hasta dentro de unas semanas, ya que parte del estado vota por correo. Aún así, el margen publicado hasta ahora le otorga la victoria. Sin embargo, los percances antes mencionados pueden amenazar su futuro político en caso de querer reelegirse en 2023. California tiene un número de demócratas ansiosos por sentarse en la silla del gobernador. De hecho, para este último proceso nueve de ellos se postularon para reemplazar a Newsom.

Lo que asoma este escenario es que el actual gobernador puede presumir de su victoria ante los republicanos, pero dentro de su propio partido tiene una dura competencia. «Creo que hay demócratas que están viendo esto con sus baberos puestos y sus tenedores y cuchillos afuera», declaró Rob Stutzman, un veterano estratega republicano de California, a la agencia de noticias. Paralelamente, sus votantes le exigen sacar adelante a California. «Ahora que ganó la elección debe ponerse a trabajar y cuidar su estado», se lee en un mensaje de Twitter en respuesta a Newsom.

Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.