Redacción BLes – De acuerdo con un informe publicado el 10 de diciembre por el Wall Street Journal, el fiscal general William Barr tenía conocimiento sobre la investigación de los negocios fraudulentos de Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Joe Biden en el extranjero desde hace varios meses, pero lo mantuvo oculto al público, particularmente durante la campaña electoral.

La investigación sobre fraude fiscal fue puesta en conocimiento público el miércoles por el mismo Hunter pero el fiscal general estaba al tanto desde comienzos del año y no fue revelada incluso cuando el presidente Trump solicitó oficialmente investigar sus vínculos con empresas extranjeras.

“Ayer supe por primera vez que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en Delaware informó a mi asesor legal, también ayer, que están investigando mis asuntos fiscales”, dijo Biden en a través de un comunicado.

No sólo la Oficina del Fiscal de Delaware estaría detrás de los negocios financieros de Biden, sino que también lo estarían los fiscales generales de Manhattan como parte de una investigación más amplia descrita por fuentes familiarizadas al tema como una investigación financiera internacional que comenzó a desarrollarse por lo menos desde hace un año.

Personas cercanas a la investigación sobre la actividad financiera sospechosa de Biden de igual modo revelaron que esta habría comenzado desde 2018.

Sin embargo ninguna de las investigaciones implican al candidato presidencial demócrata, Joe Biden. Quienes estaban a cargo de las investigaciones en Delaware y Manhattan procuraron mantener los hallazgos al margen del conocimiento público mientras continuaban las pesquisas.

Otros informes también establecen que Biden estaría siendo investigado por lavado de dinero.

Dichas investigaciones en curso se centran en los acuerdos comerciales de Biden con CEFC China Energy, un destacado conglomerado de energía chino que Biden del cual Biden recibió aproximadamente $ 6 millones en 2017 y 2018.

Le recomendamos:

Por otro lado, según el New York Post, el hijo del exvicepresidente estableció una firma de capital privado de 1.500 millones de dólares en 2013 con la ayuda del China Bank, de propiedad estatal, pocos días después de volar con su padre en el Air Force Two directo a China.

De acuerdo con la persona cercana a la investigación de Hunter, el fiscal Barr tendría conocimiento de los negocios fraudulentos desde antes de la primavera, aunque al parecer aún no se ha esclarecido cómo y de qué manera se enteró.

En ese mismo sentido el Wall Street Journal informó que Barr tomó medidas para asegurarse de que los miembros republicanos del congreso no tuvieran cercanía a los detalles de las investigaciones de Hunter Biden en curso.

Por ahora el presidente Donald Trump está disgustado con la noticia, aún más después de que la semana pasada el fiscal general Barr declarara que aún no se ha encontrado evidencia sobre fraude electoral ni tampoco evidencia que cambie los resultados de las elecciones, pese a los numerosos casos de irregularidades denunciadas en distintos estados.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente escribió: “¿Por qué los medios de comunicación falsos, el FBI y el Departamento de Justicia no informaron del asunto Biden antes de las elecciones?…”

César Munera – BLes