Redacción BLesLa representante demócrata de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, nuevamente está en el centro de la polémica tras sus dichos en una conferencia de prensa el jueves en la que recomendó que Estados Unidos debería “dejar de construir” cárceles si el objetivo es reducir la población de reclusos y suprimir los delitos violentos.

Demócratas de Nueva York, incluidos Ocasio-Cortez, el líder de la mayoría del Senado Chuck Schumer y el representante Jamaal Bowman, pidieron al Congreso que asigne 400.000 dólares a un programa llamado “Stand Up To Violence”, que busca abordar la violencia armada a través de asesoramiento y alcance comunitario, reportó Fox News

Durante la conferencia de prensa en la que se realizó la solicitud la represente Cortez dijo:

“No es aceptable que usemos las cárceles como cubos de basura para seres humanos. Necesitamos tratar a las personas y verlas como seres humanos”, dijo Ocasio-Cortez. “Si queremos reducir los delitos violentos, reducir el número de personas en nuestras cárceles, la respuesta es dejar de construir más”.

En lugar de condenar el aumento de los delitos violentos en todo el país, Ocasio-Cortez aparentemente idealiza una sociedad sin leyes y sin autoridad. En el último año, los homicidios en Estados Unidos aumentaron en un 33 por ciento y 63 de las 66 jurisdicciones policiales más grandes experimentaron un repunte en al menos una categoría de delitos violentos.

“La respuesta a nuestros problemas es asegurarnos construir más hospitales, pagar a los organizadores, darles a la gente atención de salud mental y atención de salud en general, empleo, etc. Buscamos apoyar a las comunidades, no tirarlas”.

Detrás de las palabras de Cortez, las cuales suenan lógicamente atractivas, se esconde el discurso izquierdista que pretende liberar a miles y miles de delincuentes peligrosos de las cárceles al mismo tiempo que promueve el desfinanciamiento de las fuerzas policiales, lo cual no pareciera tener otro objetivo que crear un estado caos para poder quebrar el sistema capitalista estadounidense desde sus bases, tal como mandan las teorías marxistas.

Le recomendamos: El día en que Deng Xiaoping llamó al MUNDO a DERROCAR al partido comunista chino

Ad will display in 09 seconds

La izquierda continúa criticando la ley y el orden cada vez que tiene oportunidad y constantemente busca mecanismos para lograr la eliminación de fondos para las agencias de aplicación de la ley, utilizando argumentos débiles aunque atractivos para los oídos de los votantes. 

En marzo la representante Ilhan Omar y los demócratas pidieron a Biden que rechazara los contratos federales con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU.

Iniciativas de este tipo se pueden ver a lo largo de todo el país, algunas quedan frenadas gracias a la resistencia de los sectores más conservadoras y otras logran prosperar, como es el caso de California donde los demócratas izquierdistas liderados por su gobernador Gavin Christopher Newsom, anunciaron la liberación anticipada de decenas de miles de reclusos, incluyendo violentos y reincidentes. Entre los 76 mil elegibles para ser liberados, se incluyen al menos a 20 mil condenados a cadena perpetua, según reportó Fox News.

Los funcionarios penitenciarios dicen que el objetivo es recompensar a los reclusos que buscan mejorarse a sí mismos, mientras que los críticos dicen que la medida pondrá en peligro a la sociedad general.

Lo mismo sucedió con los reclamos realizados por la asociación izquierdista Black Lives Matter (BLM) centrados en la reducción presupuestaria de las fuerzas policiales en varias ciudades de los Estados Unidos. Disfrazado de un discurso de lucha por la igualdad racial y prosperidad de los ciudadanos negros, muchas ciudades aceptaron la reducción presupuestaria y las consecuencias en pocos meses fueron notables, con un aumento exponencial de las tasas de delincuencia, tiroteos y asesinatos. 

Andrés Vacca – BLes.com