Redacción BLes – El pasado jueves la oficina de comunicaciones de Reino Unido anuló la licencia de transmisión de una empresa de medios de comunicación de China dado que estaba controlada por el Partido Comunista de China (PCCh).

El regulador Ofcom descubrió que el titular de la licencia no tenía control editorial sobre China Global Television Network (CGTN), de propiedad estatal, detallando que el canal de noticias por satélite en inglés, era manejado por el PCCh.

Star China Media Limited, la empresa que posee la licencia en Reino Unido no estaba a cargo de la responsabilidad editorial. Las leyes del Reino Unido, indican que las empresas que cuentan con licencias de transmisión deben tener el control de su servicio y no pueden ser controladas por organismos políticos.

Según detalló The independent, una solicitud para transferir la licencia a la CGTN fue denegada, dado que “faltaba información crucial en la solicitud y porque la empresa” “está dirigida por un organismo que en última instancia está controlada por el Partido Comunista Chino”.

“Hemos brindado a CGTN numerosas oportunidades para cumplir con las normas, pero no lo ha hecho. Ahora consideramos apropiado retirar la licencia para que CGTN transmita en el Reino Unido”, expresó un portavoz de Ofcom.

Como señala Newsmax, la CGTN estuvo entre los medios de comunicación estatales chinos que fueron designados por los Estados Unidos en marzo del año pasado como “misiones extranjeras” del régimen chino.

El medio antes citado detalló que el año pasado la Ofcom culpó a la CGTN por dos infracciones importantes de la política de Reino Unido, incluyendo la falta de imparcialidad en la cobertura que dio el medio estatal chino a las protestas de Hong Kong.

Según Ofcom, pronto se tomará una decisión sobre las sanciones por el incumplimiento. El ente regulador además dijo que actualmente hay en curso otras tres investigaciones de imparcialidad y privacidad sobre el contenido del servicio de la CGTN.

The Independent detalla que luego de que Ofcom implementara las sanciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China emitió un comunicado en el que afirmó que había presentado “declaraciones severas” a la BBC exigiéndole que se disculpara por hacer una “cobertura de noticia falsas” del virus PCCh o COVID-19.

Un portavoz de la oficina declaró que la BBC, había “vinculado recientemente la pandemia a la política” y “refrito las teorías sobre el encubrimiento por parte de China”.

Por su parte, la BBC, respondió: “Respaldamos nuestra información precisa y justa de los eventos en China y rechazamos totalmente estas acusaciones infundadas de noticias falsas o prejuicios ideológicos”.

En declaraciones con NPR, el investigador privado Peter Humprey señaló: “Gracias a Dios, finalmente, esta licencia ha sido quitada. Considerando el tipo de brutales violaciones de derechos humanos en las que CGTN ha estado involucrada, extrayendo y empaquetando confesiones forzadas de prisioneros bajo tortura en China que nunca han estado frente a un juez, creo que no deberíamos tener una organización como esa en nuestro suelo.

Mientras tanto, el diputado Julian Knight, quien preside el Comité Digital, Cultura, Medios y Deporte, expresó: “El fallo de hoy es la confirmación de que el Partido Comunista de China es el controlador final de sus transmisiones, lo que no está permitido por la ley del Reino Unido”.

“Debe verse como una fuerte advertencia de que el poder de transmitir conlleva responsabilidad y rendición de cuentas. No se tolerará el incumplimiento de esta norma”, agregó.

César Munera – BLes