ESPAÑA- El padre de Marta Calvo ha enviado una carta al programa de Antena 3 Espejo Público en el que describe la situación de la familia tras conocerse la confesión del principal sospechoso, que ha afirmado que la joven murió tras mantener relaciones sexuales con él durante una ‘fiesta blanca’, una práctica que combina sexo y cocaína y que descuartizó su cuerpo y lo tiró en varios contenedores.

“Vivimos desde hace casi un mes en una auténtica desesperación”, comienza la misiva, haciendo referencia a la fecha de la desaparición de Marta, el pasado 7 de noviembre. “Lo peor que puede vivir un padre es no saber dónde está su hija. 26 días de incertidumbre, miedo, preocupación… con sus 26 noches, hasta recibir esa llamada”.

Esa llamada que nunca hubieras querido recibir, esa llamada que te confirma tus peores sospechas”, continúa. “Un día que nunca esperabas vivir y que nunca vas a poder olvidar”.

Tras la entrega voluntaria de Jorge Ignacio Palma, el principal sospechoso, y su confesión, la Guardia Civil ha intensificado la búsqueda del cuerpo.

Palma ha declarado a los agentes de la UCO de la Guardia Civil que ambos mantuvieron relaciones sexuales en la vivienda de Manuel desde la que Calvo envió su ubicación a su madre el día de su desaparición, la noche del 6 al 7 de noviembre, víspera del cumpleaños del detenido.

Durante ese encuentro, según el testimonio de Palma, ambos mantuvieron relaciones sexuales y consumieron cocaína. El consumo de la droga, sin embargo, habría sido vía genital, de forma que los efectos de la droga se multiplican porque estos tejidos absorben de forma más potente dicha sustancia.

Además de buscar en la planta de residuos de Guadassuar, cuyos trabajos han sido paralizados, este miércoles también se inspeccionaron las de los municipios de Manises y Quart. Para este jueves se continuará la búsqueda en la planta de Dos Aguas.