Redacción BLesLos demócratas del Congreso reintrodujeron esta semana una legislación que pretende proteger el acceso al aborto en todo el país, superponiéndose a toda normativa estatal que pretenda defender la vida del no nacido. El proyecto de ley se ha presentado en todos los congresos desde 2013, pero nunca se ha sometido a votación hasta el momento.

El proyecto fue nombrado como la Ley de Protección de la Salud de la Mujer, fue presentado el jueves por los senadores demócratas estadounidenses Tammy Baldwin de Wisconsin y Richard Blumenthal de Connecticut, reportó Fox News.

En caso de aprobarse anularía cualquier legislación que pretenda impedir o desincentivar que las mujeres se realicen abortos en caso de desearlo, incluso si se anula el caso Roe v. Wade que hoy garantiza el derecho al aborto en los Estados Unidos.

Específicamente, prohibiría a los legisladores estatales y federales imponer cualquier tipo de límite a la atención del aborto, incluidas las ecografías obligatorias previas al aborto, los períodos de espera, los requisitos de privilegios de admisión y los límites al aborto con medicamentos.

El proyecto de ley fue presentado por primera vez en 2013 y se ha vuelto a presentar en todas las sesiones del Congreso desde entonces. Sin embargo, nunca ha logrado recibir votación en ninguna de las cámaras.

Baldwin, utilizó el típico discurso de los sectores que defienden el aborto afirmando que con las medidas que están tomando los estados conservadores en defensa de la vida de los niños por nacer, “millones de mujeres corren el riesgo de perder la libertad de tomar sus propias decisiones de salud personal”.

Los sectores provida, por el contrario, están buscando advertir sobre el peligro de esta legislación, sobre todo teniendo en cuenta que, a diferencia de otros años, ahora la mayoría demócrata en ambas cámaras y la voluntad expresa del presidente Biden y la vicepresedenta Harris en favor del aborto, aumentan considerablemente las chances de que el proyecto sea aprobado y la industria del aborto se termine de afianzar en los Estados Unidos. 

Le recomendamos: ¿TRUMP VUELVE antes de lo pensado? [Las AUDITORÍAS, IMPARABLES] LATAM, entre COMUNISMO y LIBERTAD

Ad will display in 09 seconds

La presidenta de la asociación provida Susan B. Anthony List, Marjorie Dannenfelser, calificó el proyecto de ley como “atroz”.

“Si bien la mayoría de los estadounidenses quieren protecciones pro-vida razonables para los niños por nacer, los demócratas a favor del aborto se están moviendo rápidamente en la dirección opuesta”, dijo, según la Agencia Católica de Noticias.

Dannenfelser argumentó que el controvertido proyecto de ley destruiría las protecciones pro-vida existentes a nivel estatal y evitaría que se promulguen límites pro-vida en el futuro. 

Por su lado, Tom McClusky, presidente de March for Life Action, aseguró a la agencia de noticias que el proyecto de ley es parte de la “agenda radical del aborto” de los demócratas.

“Entre otras políticas extremas, el proyecto de ley eliminaría casi todas las leyes estatales que regulan el aborto y obligaría a los hospitales y profesionales médicos que se oponen a realizar o participar en el procedimiento que acaba con la vida”, dijo McClusky. “También acabaría con los arraigados bastiones pro-vida como la enmienda Hyde que protege a los estadounidenses de pagar abortos con el dinero de sus impuestos”. 

El esfuerzo renovado se produce a raíz de la decisión de la Corte Suprema de los EE. UU. el mes pasado de aceptar la prohibición de Mississippi sobre la mayoría de los abortos después de las 15 semanas de embarazo, lo que se suma a un considerable aumento en la legislación antiaborto promulgada en varios estados.

Andrés Vacca – BLes.com