Redacción BLes – El grupo del régimen chino Evergrande y otras importantes empresas inmobiliarias han dejado de pagar sus deudas, lo que ha provocado una gran agitación en los mercados bursátiles mundiales. Según Bloomberg, hasta el 29 de octubre, dos tercios de los 30 principales constructores inmobiliarios clasificados por el Grupo de Información Inmobiliaria del régimen chino (CRIC) en términos de ingresos han pisado las “tres líneas rojas” de las normas de financiación inmobiliaria, lo que hace temer que más constructores inmobiliarios incumplan sus deudas.

Para evitar la burbuja del mercado inmobiliario, el Partido Comunista chino (PCCh) estableció en agosto de 2020 las “tres líneas rojas” de las normas de financiación inmobiliaria, que incluyen ratios de apalancamiento de las empresas inmobiliarias superiores al 70%, ratios de deuda neta superiores al 100% y ratios de efectivo a deuda a corto plazo inferiores a uno tras excluir los ingresos previos, y las empresas inmobiliarias deben cumplir plenamente las “tres líneas rojas” en un plazo de tres años.

Según los medios de comunicación del régimen chino, más de 300 empresas inmobiliarias, entre las que se encuentran Evergrande, Fancy Year y el grupo Synergy, han fracasado en sus negocios sólo este año, afectando también a las industrias del acero y de la maquinaria de materiales de construcción.

Según los datos del CRIC, el Grupo Evergrande, que tiene más de 300.000 millones de dólares de deuda, y el Grupo de Construcción de Ferrocarriles de China, muy endeudado, han pisado dos de las “tres líneas rojas”. En total, nueve constructores inmobiliarios, como el Grupo Evergrande y Contemporary Land, han dejado de pagar sus deudas desde este año.

Los analistas del Conglomerado Nomura estiman que los constructores del régimen chino se endeudaron con más de 5 billones de dólares durante el auge de la construcción. Esta deuda es de casi el doble que la de finales del 2016. También es superior al producto bruto interno (PBI) de Japón, la tercera economía del mundo, según datos del año pasado. Todo esto mientras los mercados mundiales se preparan para una posible ola de defaults del régimen chino.

La principal empresa inmobiliaria del régimen chino, Yangcheng, también publicó su tercer informe trimestral en la noche del 28 de octubre. En los tres primeros trimestres, Yangcheng obtuvo unos ingresos de 41.333 millones de CNY (unos 6.490 millones de USD) de ganancias netas que corresponden a los accionistas de la empresa cotizada, después de las ganancias y pérdidas no recurrentes, ascendieron a 86.714 millones de CNY (unos 13,55 millones de USD), lo que supone un descenso interanual del 96,89%.

En el tercer trimestre, los indicadores financieros de la empresa disminuyeron; los ingresos fueron de 11.401 millones de CNY (unos 1.780 millones de USD), un 18,24% menos que en el mismo periodo; la ganancia neta atribuible a la empresa matriz fue de 919 millones de CNY (unos 143,81 millones de USD), un 11,57% menos que en el mismo periodo; la ganancia neta después de ganancias no recurrentes fue una pérdida de 1.752 millones de CNY (unos 0,27 millones de USD), un 274,27% menos que en el mismo periodo.

El mismo día en que Sunshine City publicó su tercer informe trimestral, la empresa fue rebajada por Fitch. Su calificación de incumplimiento de emisor a largo plazo en moneda extranjera (IDR) fue rebajada de “B+” a “B-” con una perspectiva “negativa”, y la calificación senior no garantizada de Sunshine City fue rebajada de “B+” a “B-” con una perspectiva “negativa”. La calificación de Sunshine City como empresa no garantizada se rebajó de “B+” a “B-“, y se mantuvo la calificación de la tasa de recuperación “RR4”.

Alice Aniston – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.