Redacción BLesBradley Keyes, un entrenador de atletismo de una escuela secundaria en New Hampshire,  fue despedido de su trabajo luego de negarse a hacer que su equipo usara máscaras durante las horas de entrenamiento al aire libre.

Keyes, el entrenador de pista de Pembroke Academy, consultó a las autoridades del instituto si las pautas de la Asociación Atlética Interescolar de obligación de uso de tapabocas eran orientativas u obligatorias, según reportó Daily Wire.

La respuesta inmediata fue que Pembroke y otras escuelas competidoras estaban de acuerdo con la política de máscaras y por tanto era su responsabilidad que sus alumnos las usaran. 

Ante la sorpresiva respuesta, Keys escribió una carta al director de atletismo de la escuela, argumentando los motivos por los cuales se encontraba en desacuerdo con la disposición y por lo tanto se negaba a cumplirla.

“No me pondré de pie frente a los niños y les mentiré y les diré que estas máscaras están haciendo algo que valga la pena en un campo abierto con el viento y el sol brillando”, escribió Keyes con respecto a las pautas establecidas por la Asociación Atlética Interescolar de New Hampshire.

“Estas políticas desquiciadas están robando a los niños oportunidades únicas en la vida sin ninguna razón válida más que temores irracionales y aceptar los mandatos como ovejas”, agregó.

Keyes concluyó su carta instando al director de atletismo a despedirlo “si es necesario”, a lo que el director evidentemente obedeció.

En una publicación en un blog el lunes, Keyes lamentó haber sido despedido del instituto y no poder estar más allí para guiar a sus atletas. 

“Lo único que lamento es no poder estar allí todos los días para enseñar y animar a todos mis atletas. Solo tengo un pensamiento de despedida que se me ocurrió ayer y que ayudó a aclarar esta situación y por qué tomé la decisión que tomé”.

Además advirtió que la obligación de utilizar mascarillas modifica las tradicionales reglas del deporte y desde ahora habrá entrenadores que obligarán a sus atletas a usarla bajo cualquier circunstancia, mientras otros dirán que no es necesaria, por lo tanto algunos atletas no prestarán especial atención si se cae o se corre, generando de este modo distintas interpretaciones a la normativa lo que se traducirá en desigualdades ajenas a lo deportivo entre los distintos competidores. 

Le recomendamos:

Más tarde Keyes, en diálogo con WBZ, dio a entender que es respetuoso de las normas, siempre y cuando éstas tengan sentido. Y aunque no esté convencido de su efectividad “Uso una máscara donde tengo que hacerlo. Y usaré una máscara cuando entre en las tiendas o en cualquier negocio privado que así lo desee”, dijo el entrenador.

La difícil situación que debió vivir el entrenador Keyes, se da justo cuando el uso de máscaras está siendo relativizado tras varios estudios y científicos que minimizan su eficacia, e incluso algunos aseguran que un uso excesivo podría generar peores consecuencias que el propio virus. 

Científicos alemanes descubrieron peligrosas sustancias químicas en las mascarillas de uso diario, que podrían generar graves problemas de salud a los usuarios dado que sin saberlo, respiran carcinógenos, alérgenos y diminutas microfibras sintéticas que se depositan en los pulmones, según informó el medio alternativo Ecotextile del 1ro de abril. 

Por otro lado, estados republicanos como Florida y Texas, donde los habitantes no están obligados a usar mascarillas, registran muchos menos casos de virus PCCh) que estados demócratas como el de Nueva York, donde los habitantes sí están obligados a llevarla, según reportó Breitbart del 22 de marzo.

Andrés Vacca – BLes.com