El fiscal Gustavo Araya solicitó la prisión preventiva de Víctor Piñero, acusado de golpear a Lucas Hansen, un joven con parálisis cerebral que se encontraba bajo su cuidado en su hogar ubicado en el barrio Malvinas Argentinas, Buenos Aires, Argentina 

Piñero se encuentra imputado por el delito de “homicidio en grado de tentativa y hurto en concurso real”, todo ello en función de los artículos 79, 42, 162 y 55.

Araya en diálogo con El Tribuno de Jujuy afirmó que es un delito grave por el cual no solamente se negó al pedido de cese de detención solicitado por la defensa técnica del “violento cuidador” sino que por las pruebas recabadas es que realizó el pedido de prisión.

Agregó Araya que solicitó un informe médico a una profesional que presta servicio en Appace que resulta sumamente esclarecedor.

Asimismo, indicó el letrado que Piñero se negó a prestar declaración pese a conocer causa de imputación y de designar abogado defensor.

Sobre los hechos

El pasado 2 de agosto se viralizaron videos en donde se observaba a un cuidador golpeando salvajemente a un joven cuadripléjico de 21 años en su hogar ubicado en el barrio Malvinas Argentinas.

Captura de Facebook / Discapacidad TV )

El hombre, identificado como Víctor Piñero, fue detenido luego de que la madre de la víctima, María Rosa Arce, asentara la denuncia en la Comisaría Seccional 32º. Los videos muestran cómo el hombre tapa al joven de 21 años con una almohada para luego asestarle golpes del puño en distintas partes del cuerpo.

Asimismo, se ve cómo el acusado sustrae dinero de distintos sectores del dormitorio donde debía cuidar a la persona con discapacidad, hecho que también fue denunciado por la familia afectada.

La madre detalló: “Estaba fuera de la casa y miré la aplicación en el celular para ver las cámaras y lo vi entrando a mi habitación y revisar todo. Me puse muy mal, fui para la casa de mi hijo a contarle y en el camino veo cómo le estaba pegando a Lucas. Le tapaba la cara con una almohada… Ahí me enojé, lloraba como loca y no había forma de consolarme. Estaba sorprendida y asustada. Fuimos a la policía que enseguida decidieron ir a detenerlo después de ver las imágenes. Fue un sinvergüenza, tratar así a un chico que no se puede defender es imperdonable”.

Fuente: El Tribuno.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds