Redacción BLes –Emmanuel Macron el presidente de Francia, usando lenguaje vulgar dijo que le haría la vida imposible a las personas que no quisieran vacunarse en una conferencia de prensa televisada en la que anunciaba nuevas medidas para mitigar la pandemia.

Mientras Macron respondía a una enfermera durante una sesión de preguntas y respuestas con los lectores del periódico Le Parisien cuando le preguntaron cómo tratará el gobierno a las personas no vacunadas, el presidente contestó:

“Fastidiándolos, y siento decirlo así, fastidiándolos aun más. En general, me opongo a fastidiar a los franceses. Me quejo todo el tiempo de la burocracia administrativa. Pero cuando se trata de los no vacunados, tengo mucho interés en que se fastidien. Así que vamos a hacerlo, al final. Esa es nuestra estrategia”.

El año pasado, en medio de la pandemia, Macron fue uno de los primeros mandatarios en imponer el pase sanitario en todo el país.

En su momento la gente podía mostrar un test negativo con menos de 72 horas o prueba de haber recibido la vacuna para poder ingresar a bares, cafés, cines y teatros.

No obstante, a partir del 15 de enero, la nueva estrategia mencionada por Macron es que no se permitirá a ninguna persona que no esté vacunada, ingresar a lugares públicos o de ocio sin la vacuna, es decir, el pase sanitario no incluirá más el test negativo como condición.

Según Daily Mail, el presidente francés dijo que su objetivo es irritar a los no vacunados para que se sometan, en lugar de acorralarlos y perseguirlos.

“No voy a enviar (a los no vacunados) a la cárcel, no voy a vacunar por la fuerza. Así que tenemos que decirles que, a partir del 15 de enero, ya no pueden ir al restaurante, no pueden tomarse un trago, no pueden tomar un café, ir al teatro, al cine,” dijo Macron.

La nueva legislación será votada durante la segunda quincena de enero y si bien existen parlamentarios que se oponen al pase sanitario, el partido de Macron tiene la mayoría por lo que se espera que la medida entre en vigor el 15 de enero.

Según la BBC, la candidata de los Republicanos, Valérie Pécresse, se mostró indignada por el hecho de que el presidente esté tratando a los no vacunados como si no fueran ciudadanos. “Hay que aceptarlos como son, dirigirlos, unirlos y no insultarlos”, dijo.

Su colega de partido, Bruno Retailleau, dijo de forma contundente: “Emmanuel Macron dice que ha aprendido a amar a los franceses, pero parece que le gusta especialmente despreciarlos”.

La candidata presidencial, Marine Le Pen, tuiteó: “Un presidente no debería decir eso… Emmanuel Macron es indigno de su cargo”.

Los pases sanitarios impuestos en Austria, Alemania y Francia, han disparado protestas multitudinarias y han dividido a quienes apoyan la medida como algo que debe realizarse ‘colectivamente’ por la fuerza y aquellos que dicen que la obligatoriedad viola su libertad individual y cuestionan la efectividad real de las vacunas.

Dentro de apenas cuatro meses, Francia elegirá nuevo presidente y aunque Macron no ha anunciado su reelección, los medios dicen que es el favorito y que ha dicho que ‘le gustaría’ volver a presentarse.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.