Redacción BLesEl gobernador republicano del estado de Florida, Ron DeSantis, anunció este miércoles 16 de junio que enviará agentes estatales a las fronteras de Arizona y Texas para apoyar a sus pares a lidiar con la crisis migratoria que entre otras cosas ha visto un incremento en el tráfico humano y el contrabando de drogas peligrosas, reportó Fox News.

“La semana pasada, Texas y Arizona pidieron ayuda para asegurar la frontera sur. Me enorgullece anunciar que Florida está dando un paso adelante para ayudar a los esfuerzos y proteger a nuestros residentes de los daños causados por las fronteras abiertas”, escribió DeSantis en su cuenta de Twitter.

Los gobernadores Doug Doucey de Arizona y Greg Abbott de Arizona solicitaron todos los recursos policiales disponibles a otros estados para combatir la crisis causada por las fronteras abiertas de la administración Biden que no solo causaron serios problemas de seguridad a los americanos sino que el tráfico de personas y el contrabando de drogas se ha disparado.

“Estoy orgulloso de anunciar hoy que el estado de Florida está respondiendo a la llamada. Florida los respalda”, anunció DeSantis.

En un comunicado de prensa el gobernador de Texas remarcó el gran flagelo de las drogas que ingresan por la frontera, particularmente algunas drogas sintéticas hechas en China que son más letales que la heroína.

“Las vidas están en juego a medida que las drogas peligrosas como el fentanilo entran en nuestras comunidades a un ritmo asombroso, y debemos actuar ahora para tomar medidas contra la proliferación de esta droga mortal”, dijo Abbott.

“Desde el condado de Tarrant hasta el condado de Lubbock, el fentanilo está causando estragos en nuestras comunidades y es esencial que los padres, los miembros de la familia, las escuelas y más se comprometan plenamente para prevenir futuras muertes por fentanilo”, agregó.

El gobernador Abbott indicó sus intenciones de firmar una ley que criminalice la fabricación o distribución del fentanilo para desalentar el tráfico en su estado.

Por su lado, DeSantis criticó al presidente Biden por haber anulado las políticas de la era Trump que fueron hechas para asegurar la frontera, proteger a los estadounidenses y disminuir la inmigración ilegal.

Le recomendamos: TRUMP ¿podría VOLVER a la CASA BLANCA ANTES de lo que pensábamos?

Ad will display in 09 seconds

El gobernador asignó personal de 12 grupos diferentes para enviar a las fronteras de Texas y Arizona. Entre ellos se encuentran la Patrulla Motorizada de Florida, el Departamento de Policía de Florida, la Comisión de Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida y las oficinas del sheriff de nueve condados.

Los agentes estarán al menos 16 días realizando diversas tareas en esos estados.

La rápida respuesta del gobernador DeSantis es una forma de agradecimiento a otros estados que han ayudado a Florida cuando lo necesitaba, explicó en una conferencia de prensa.

“Los estados han enviado apoyo a Florida cuando hemos tenido emergencias aquí en nuestro estado y ahora querían apoyo para poder hacer lo que el gobierno federal no quiere o no puede hacer: asegurar la frontera y proteger a la gente, no sólo de sus estados, sino de todo el país”, dijo de DeSantis.

Aunque la Casa Blanca niega que sus políticas hayan exacerbado la crisis migratoria, las constantes declaraciones del secretario del Departamento de Seguridad Doméstica, Alejandro Mayorkas, con las cuales asegura que el bienestar de los inmigrantes es la prioridad número uno de este gobierno, parecen desmentir a la Casa Blanca.

“Nuestra máxima prioridad es reunir a estas familias. Como hemos visto con tanta fuerza, se trata de jóvenes en su etapa de formación. A veces son niños de tan solo 3 años. Nos ocupamos de las necesidades y la vulnerabilidad, no sólo de los niños, sino también, por supuesto, de sus madres, de sus padres, de las personas que componen estas familias”, dijo Mayorkas a principios de mayo.

 Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com