Redacción BLesUn ciudadano chino y uno polaco fueron enjuiciados este martes en una corte de Varsovia acusados de haber utilizado los negocios de la empresa de tecnología china Huawei como cobertura para acceder a información sensible del gobierno polaco, reportó Breitbart.

Weijing Wang y Piotr Durbajlo fueron arrestados en enero de 2019. Wang está bajo custodia desde su arresto pero Durbajlo un experto en ciberseguridad que trabajaba para agencias gubernamentales fue liberado bajo fianza.

Ambos acusados se declararon inocentes.

Los fiscales solicitaron al juez no revelar detalles del caso ya que involucra cuestiones sensibles y clasificadas por lo que la información disponible sobre lo que hicieron ambos acusados es escasa.

Según un medio local, Wang es un agente de la inteligencia china y entre 2011 y 2019 buscó contratos de alto rango para Huawei que dieran a la empresa china conocimiento e influencia sobre los sistemas de datos de la administración estatal y local de Polonia.

Wang estudió en Polonia y trabajó en el consulado de Gdansk para luego convertirse en director de Huawei.

El experto en ciberseguridad polaco parece haber sido su contacto dentro de Polonia para conseguir reuniones y a veces hasta documentos.

La pena máxima que se aplicaría en caso de que los encontraran culpables, sería de tres años en prisión.

No es la primera vez que la empresa china Huawei se ve involucrada en espionaje o en actividades ilícitas y que sus altos directivos son miembros del PCCh.

En diciembre de 2018, Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei fue detenida en el aeropuerto Vancouver a pedido del gobierno estadounidense.

Le recomendamos: OSCUROS SECRETOS: Exjefe del FBI sobre los grandes crímenes que sacudieron a la humanidad

Ad will display in 09 seconds

Los reportes indican que Huawei utilizó el sistema bancario mundial para evadir las sanciones estadounidenses contra Irán. En particular, se cree que Huawei utilizó a HSBC Holdings Plc para realizar transacciones ilegales relacionadas con Irán, en un momento en que la administración Trump designó a Irán como un país sponsor del terrorismo.

Según Breitbart, Meng Wanzhou es hija de Ren Zhengfei fundador de Huawei y antes de fundar Huawei, Ren fue oficial e ingeniero del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China.

A su vez, el EPL de China es una organización involucrada en la sustracción forzada de órganos de personas vivas que se lleva a cabo principalmente en los hospitales militares chinos del EPL.

Las víctimas, principalmente practicantes de la disciplina espiritual de la Escuela Buda, Falun Dafa, son examinadas previamente para saber el tipo de sangre y otros datos sobre la compatibilidad para un trasplante y se guardan la información en una base de datos.

Una vez que un ‘comprador’ – entiéndase un receptor del órgano – aparece, se busca a la persona compatible y se la mata para sacarle el órgano deseado.

El Ejército Popular de Liberación es responsable de facilitar las instalaciones para llevar a cabo la práctica inhumana e ilegal de la sustracción de órganos.

Debido a los casos de alto perfil como el de Meng Wenzhou y a varios informes de inteligencia redactados durante la gestión del expresidente Donald Trump, muchos países de Europa, Estados Unidos y Australia, cancelaron sus contratos con Huawei que se postulaba como proveedor de la tecnología de 5G por cuestiones de seguridad nacional.

Otros reportes indican que Huawei y otras empresas chinas, diseñan y desarrollan software para usos específicos del gobierno chino. En enero de este año, la BBC reportó que Huawei había patentado un software para detectar, rastrear y monitorear uigures en la provincia de Xinjiang, donde se denuncia que el PCCh está llevando a cabo una limpieza étnica.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com