La sentencia contra Zulma Yanet Martínez Vargas fue pospuesta para el 20 de este mes, donde se le otorgará la última palabra a la imputada y el tribunal pasará a deliberar. La mujer es juzgada por el Tribunal en lo Criminal Nº 3 por la muerte de su entonces pareja, Alex Ramiro Valdez Ibáñez, por ahorcamiento en noviembre del 2017, en un hecho que sucedió en el asentamiento del Aero Club de Alto Comedero.

El fiscal Osinaga solicitó cadena perpetua y la querella adhirió a este pedido. Desde la defensa, solicitaron absolución para la acusada.

Martínez Vargas fue acusada de ahorcar con un cable a Valdez Ibáñez aprovechando el estado de embriaguez en el que se encontraba este último, luego de una discusión que habrían protagonizado horas previas en la puerta del domicilio que compartían en un sector del asentamiento de la populosa barriada de nuestra ciudad.

El hecho

Todo habría empezado cuando Valdez Ibáñez se había enterado que su mujer había fingido durante varios meses estar embarazada y por ese motivo el hombre habría intentado poner fin a la relación con la mujer detenida.

Según la autopsia que el forense Guillermo Robles Ávalos realizó, ha quedado establecido que Alex Ramiro Valdez Ibáñez fue asesinado y el cuerpo fue depositado en un montículo de tierra debajo de un sauce en su propia casa.

La hermana de la víctima que declaró como testigo, le dijo al Tribunal que la última noche de la Novena, donde los familiares rezaban para el descanso eterno de Valdez Ibáñez en su casa, estaba su cuñada Zulma Yanet Martínez Vargas y cuando se abrazaron, la joven le sacó unas prendas de ropa que tenía en su estómago y las usaba para hacer bulto dentro de una faja, simulando estar embarazada.

En ese momento y ante la mirada de todos los presentes, la joven se quebró y pidió confesar el hecho pero delante de su tía y de la testigo Yanina Marisol Valdez Ibáñez, en una pieza de la vivienda.

Allí la mujer imputada habría confesado que su pareja quería terminar la relación por el motivo del falso embarazo y aprovechando que el hombre se durmió en la vereda de su casa luego de beber alcohol, esta aprovechó la situación para rodear un cable en su cuello y asfixiarlo.

Fuente: El Tribuno.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds