La Justicia de Rosario dictó hoy la prisión preventiva para el hombre detenido el lunes último como sospechoso del crimen de un personal trainer en Rosario, Santa Fe, Argentina, y le imputó el delito de homicidio agravado.

En una audiencia celebrada en el Centro de Justicia Penal de Rosario, Maximiliano Panero (38) fue acusado formalmente como autor material del crimen del personal trainer Marcos Guenchul, asesinado de dos balazos cuando esperaba el colectivo en una parada el 23 de julio pasado.

El una rueda de prensa, el fiscal que interviene en la causa, Adrián Spelta, informó que “hay elementos suficientes”que indican que el autor del hecho fue Panero, quien ayer se negó a declarar.

Si bien el arma que se empleó para matar a Guenchul no fue hallada en los allanamientos realizados, el fiscal dijo que en la vivienda del acusado se secuestraron cartuchos calibre 380 que coinciden con los hallados en la escena del crimen de Guenchul.

Spelta aclaró que la calificación de homicidio agravado por el uso de arma de fuego es provisoria y que podría cambiar, ya que a la víctima le robaron una mochila.

El asesinato ocurrió la noche del 23 de julio pasado en la zona oeste de Rosario, cuando el personal trainer salió del gimnasio en el que trabajaba y esperaba un colectivo.

En esas circunstancias, Guenchul fue abordado por una persona que bajó de un Peugeot 208, conducido por un cómplice, y tras un forcejeo lo asesinó de dos balazos y escapó en el mismo auto.

En agosto pasado, el acusado de conducir ese rodado, identificado por las fuentes como Caio Soso, fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza cuando iba a tomar un vuelo a Beirut, la capital de El Líbano.

Soso, quien fue imputado como coautor del homicidio, es el novio de la expareja de Guenchul, identificada como Priscila.

Fuente: El Tribuno.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

Ad will display in 09 seconds