Redacción BLesLa presidente de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, defendió el llamado a “tomar las calles” del país si no se condenaba por asesinato en primer grado al policía, Derek Chauvin, acusado de la muerte del drogadicto George Floyd el año pasado.

Pelosi no llamó a la conciliación y a la calma en busca de mantener el orden y la estabilidad social, a pesar de las consecuencias violentas y destructivas que podrían acarrear las palabras incendiarias de la representante demócrata Maxine Waters, quien incitó a sus seguidores el 17 de abril.

Por el contrario, la demócrata de California, Pelosi, no solo exoneró a Waters de disculparse, sino que enalteció su comportamiento de acuerdo con Daily Caller del 19 de abril.

Waters estimuló a los manifestantes a recrudecer sus acciones diciendo: “Tenemos que permanecer en la calle, y tenemos que ser más activos, tenemos que ser más confrontativos”, agregando: “Tenemos que asegurarnos de que sepan que vamos en serio”.

De hecho, ayer aumentó la violencia de los disturbios que ya habían causado incendios la semana anterior y al menos una iglesia fue incendiada en Mineápolis. El medio Disclose.tv aportó un video sobre el suceso.

Como si las palabras de Waters y de Pelosi no fueran suficientes, a ellas se unió con las suyas el alcalde demócrata de Mineápólis, Jacob Frey, al hablar de la expectativa creada por el veredicto del juicio de Chauvin. 

Su actitud fue impetuosa mientras utilizaba palabras como dolor, ira, angustia y frustración para agregar palabras que hasta podrían afectar el desenlace del juicio. 

“Independientemente de la decisión que tome el jurado, hay una realidad verdadera, que es que George Floyd murió a manos de la policía”, enfatizó Frey, tal como se aprecia en el video aportado por el autor y veterano Jack Posobiec. 

Le recomendamos:

En este convulso contexto, el abogado defensor de Chauvin, Eric Nelson, expresó su preocupación por los efectos que las amenazantes palabras de Waters pudieran tener sobre el jurado. 

Haciéndose eco de las inquietudes de Nelson, el juez Peter A. Cahill le concedió a este la opción de utilizar las imprudentes interferencias de Waters, como argumento válido para solicitar la anulación de cualquier condena de culpabilidad en la apelación.

“Les concederé que la congresista Waters puede haberles dado algo en la apelación que puede resultar en la anulación de todo este juicio”, dijo Cahill, quien previamente había calificado al menos de “irrespetuosas” las intervenciones de Waters. 

Todo este lamentable proceso iniciado desde mayo con la muerte de Floyd bajo custodia policial, ha causado mucho dolor, la muerte de muchas personas y la destrucción de millares de propiedades en muchas ciudades de Estados Unidos. 

Asimismo, los grupos marxistas Black Lives Matter (BLM) y Antifa lideraron la destrucción en los múltiples disturbios organizados con fines políticos, bajo la mirada complaciente de los demócratas quienes los ignoraron la mayor parte del tiempo, criticando que esa violencia era solo “una idea”. 

Más aún, el comportamiento violento y destructivo de los marxistas fue enaltecido por la entonces candidata a la vicepresidencia, Kamala Harris, quien prometió que esa tendencia antisocial seguiría y sería promovida aún después de las elecciones.

Desde este enfoque, da la impresión de que las interferencias de los demócratas izquierdistas Waters, Pelosi, y Frey no son más que la continuidad de esa agenda amenazante y oscura expresada por Harris. 

José Hermosa – BLes.com