Redacción BLesEl Papa Francisco envió un mensaje oficial en defensa de la agenda climática de izquierda, a través de un comunicado que parece tener intenciones de difundir miedo a la sociedad asegurando que el ser humano solo tiene 10 años para restaurar el ecosistema aplicando las políticas climáticas impulsadas por los globalistas de izquierda, de lo contrario podría padecer “inundaciones, hambre y graves consecuencias sociales”.

El Papa Francisco escribió un comunicado oficial en el contexto del lanzamiento del Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas, el cual fue publicado recientemente en el sitio web del Vaticano. 

En el comunicado el Papa insistió en que la situación ambiental actual resulta sumamente preocupante y por tal motivo llama a “actuar ahora” para lograr “convertirnos en administradores cada vez más responsables de la creación y restaurar la naturaleza que venimos dañando y explotando durante demasiado tiempo”.

En el Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas, el Papa invita a todos a realizar grandes compromisos en los próximos diez años destinados a cuidar el planeta tierra y ampliar los esfuerzos para “prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas en todo el mundo” dijo el sumo pontífice.

Su discurso continuó advirtiendo que de no cumplir con los requisitos establecidos por los “científicos”, afines a la agenda climática izquierdista, “corremos el riesgo de destruir la base misma de la que dependemos”.

Además el Papa aseguró que “nos queda poco tiempo, solo los próximos diez años, para restaurar el ecosistema, lo que significará la restauración integral de nuestra relación con la naturaleza”.

Como en otras oportunidades, Francisco volvió a mezclar la cuestión climática con la explotación del ser humano, tal como lo enseña la retórica socialista basada en mensajes de justicia social, siempre bajo la lógica de la dialéctica del opresor y el oprimido para describir el rol del hombre sobre la naturaleza y sobre parte de la sociedad.

“Continuar por este camino de explotación y destrucción – de los seres humanos y de la naturaleza – es injusto e imprudente”, agregó. “Esto es lo que nos diría una conciencia responsable”.

El mensaje del Papa va completamente alineado con los objetivos de la agenda climática izquierdista, la cual hoy es en gran parte liderada por el presidente Joe Biden.

Le recomendamos: En 2016 un ALTO MILITAR CHINO TRAZÓ la PROPAGACIÓN de un VIRUS a EE. UU

Ad will display in 09 seconds

Sin ir más lejos, en la cumbre por el cambio climático organizada por la Casa Blanca durante el mes pasado, el presidente se comprometió a que Estados Unidos reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50 por ciento desde los niveles de 2005 para 2030.

Para sorpresa de todos, el objetivo resultó ser realmente extremo dado que en caso de cumplirse realmente, requerirá cambios radicales en los sectores de energía y transporte de Estados Unidos, que podrían provocar una profunda crisis económica sin precedentes tanto en los Estados Unidos como en los países asociados a su economía.

La cumbre virtual tuvo como objetivo renovar el liderazgo de Estados Unidos sobre el cambio climático y reunir a otros líderes mundiales para que establezcan sus propios objetivos ambiciosos, después de cuatro años en los que la administración Trump trabajó para deshacer los compromisos ambientales de Estados Unidos que estaban destinados a llevar el país a un abismo. 

El Papa francisco quién ha sido criticado abiertamente desde sus comienzos por los sectores más conservadores de la iglesia, quienes lo acusan de poseer claras nociones izquierdistas muy arraigadas, ahora vuelven al ataque, al confirmar el compromiso del Papa y el Vaticano para con la agenda climática.

Andrés Vacca – BLes.com