BUENOS AIRES — El obispo argentino Gustavo Zanchetta, cercano al papa Francisco, se presentó voluntariamente a la audiencia judicial en la que fue notificado de los integrantes del tribunal que lo juzgará por los presuntos abusos cometidos a dos exseminaristas, uno de los casos que ha sacudido a la iglesia católica en el país sudamericano.

Zanchetta acudió el miércoles a la audiencia encabezada por la jueza María Laura Toledo Zamora en la localidad de Orán, en la provincia norteña de Salta, luego de llegar la víspera a Argentina procedente de Roma, donde se desempeña como asesor de la Administración de Patrimonio de la Sede Apostólica, informó el Poder Judicial local.

Zanchetta, que renunció como obispo de Orán en julio de 2017, anunció días atrás que iba a presentarse ante la audiencia que estaba prevista en el marco del proceso que se le sigue tras negar que hubiera incurrido en rebeldía.

El prelado está acusado de supuesto abuso sexual continuado y agravado de dos seminaristas desde 2016, lo que conlleva una pena de hasta 10 años de prisión, imputación que ha negado. La fecha del juicio aún no ha sido definida.

En Argentina se han sucedido en los últimos años varios casos de miembros de la iglesia católica acusados de abusos sexuales. Apenas el lunes, dos sacerdotes fueron condenados a más de 40 años de prisión cada uno por abusos contra menores sordos.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.