Redacción BLesUn hombre musulmán de 29 años fue detenido recientemente en Brooklyn, Nueva York, tras un intento fallido de incendiar una escuela Judía y una sinagoga. El acusado identificado como Ali Alaheri enfrenta cargos penales por tentativa de incendio, y por haber golpeado a un hombre judío sin ningún tipo de motivo aparente. 

Según la denuncia penal publicada por el Departamento de Justicia, Alaheri fue descubierto mientras bolsas de basura contra el costado de una escuela judía y una sinagoga en la  calle 36 en Brooklyn, y prender fuego a la basura en las primeras horas del 19 de mayo.

Alaheri fue identificado en imágenes de vigilancia cometiendo el acto delictivo, lo que permitió su posterior captura. Además las imágenes permitieron confirmar que fue la misma persona que golpeó a un hombre vestido con atuendo tradicional judío varias horas después sin haber recibido ningún tipo de provocación.

Los fiscales federales informaron que Alaheri y la víctima no habían tenido interacciones previas antes del conflicto.

El oficial del grupo de trabajo responsable de la investigación de Alaheri dijo en un comunicado oficial que identificó al joven de 29 años a partir de fotografías disponibles en la base de datos del Departamento de Policía de Nueva York. El delincuente fue arrestado vistiendo la misma ropa que se le vio al sospechoso en el video del asalto.

Como se alega en la carta de denuncia y detención, Alaheri prendió fuego deliberadamente al hogar sagrado de una yeshivá y una sinagoga, y atacó brutalmente a un hombre vestido con el atuendo tradicional jasídico, demostrando un odio violento que no se puede tolerar”, dijo el fiscal federal interino Mark J. Lesko.

Además el fiscal publicó su compromiso con este tipo de causas afirmando: “Esta Oficina condena enérgicamente este tipo de actos intencionales de violencia y haremos todo lo posible para enjuiciar este tipo de conducta en la mayor medida posible”.

El accionar delictivo de Alaheri se dio en medio del nuevo conflicto entre Israel y Palestina en la llamada Franja de Gaza, que paralelamente ha despertado una creciente ola de antisemitismo violento en Estados Unidos y también en otros lugares del mundo. 

Desde Nueva York y California hasta Illinois y Utah, el reciente conflicto entre Israel y Gaza ha generado una inquietante reacción contra los judíos estadounidenses, que se han convertido en el blanco de amenazas de muerte, discursos de odio y violentos ataques físicos, reportó Fox News.

Le recomendamos: El ENEMIGO más TEMIDO del GLOBALISMO

Ad will display in 09 seconds

Un neoyorquino que fue confrontado por una turba pro Palestina cuando se dirigía a la sinagoga esta semana dijo a un periodista de Fox News: “Mi gente está siendo atacada en todo Estados Unidos a plena luz del día. Esto es antisemitismo de libro de texto, y continuaremos viviendo en peligro hasta que el público comience a reconocerlo por lo que es”.

Los comentarios de esta persona, se vieron reflejados en muchas ciudades estadounidenses y también en otras partes del mundo bajo la misma lógica antisemita.

Paralelamente grupos de izquierda estadounidenses tales como Black Lives Matter, expresaron su ‘solidaridad’ con los palestinos en medio del conflicto con Israel, definiendo su postura tajante contra el pueblo judío en un mensaje vía Twitter:

“Black Lives Matter se solidariza con los palestinos. Somos un movimiento comprometido con poner fin al colonialismo de los colonos en todas sus formas y continuaremos abogando por la liberación de Palestina. (Siempre lo fui y siempre lo seré)”

De este modo queda evidenciado una vez más cuán falaz es el discurso de izquierda en contra de la discriminación y la igualdad. Es evidente cómo manipulan a la sociedad, utilizando discursos que suenan agradables a los oídos siempre y cuando sirvan para cumplir con su agenda globalista. Pero cuando sus palabras se vuelven en contra de los aliados o intereses particulares, la moral es dejada de lado tal como sucede con el racismo contra los judíos. 

Andrés Vacca – BLes.com