Redacción BLesLos fiscales de distrito de Nueva York no enviarán a prisión a ninguno de los acusados de haber saqueado y destrozado comercios en Manhattan y Bronx durante las protestas por la muerte de George Floyd a pesar de las investigaciones y evidencia presentadas por la policía, por estar ‘sobrepasados’ de trabajo.

La muerte bajo custodia de un hombre negro de Minneapolis desencadenó una serie de protestas en todo el país. Mientras que algunas fueron manifestaciones pacíficas, muchos aprovecharon para delinquir.

Nueva York no fue la excepción donde cientos de manifestantes violentos destrozaron vidrieras para saquear locales a voluntad, aparentemente debido a que la policía estaba no solo sobrepasada en números sino poco preparada para confrontar tal multitud de gente.

No obstante, la policía sí realizó varios arrestos en los barrios de Manhattan y Bronx donde ocurrieron la mayoría de los incidentes.

Gracias a cámaras de seguridad y de videos subidos a las redes sociales por los mismos manifestantes, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD por sus siglas en inglés) recolectó la evidencia necesaria – fotos, videos y propiedad robada – para armar los casos y presentarlos en la fiscalía para su procesamiento.

El subinspector del NYPD Andrew Arias dijo: “Tuvimos que analizar cada caso individualmente y ver si, de hecho, podíamos probar que la persona correcta había cometido el crimen”.

No obstante, el trabajo de largas horas hecho por la policía no resultó en ninguna condena importante.

De los 485 arrestos realizados entre mayo y junio de 2020 en Manhattan, 222 de ellos fueron desestimados, hubo solo 73 condenas de cargos menores como traspaso de la propiedad privada que no incluye el encarcelamiento, 40 casos fueron enviados al juzgado de familia por involucrar menores de edad y hay 128 casos abiertos.

En el Bronx, se realizaron 118 arrestos en el mismo periodo, de ellos 73 casos fueron desestimados, hubo sólo 19 condenas menores sin prisión y 18 casos permanecen abiertos.

Le recomendamos: El Proyecto “BLUE BEAM” y la LLEGADA del “NUEVO MESÍAS”

Ad will display in 09 seconds

Según la NBC, la decisión ha enfurecido a los propietarios de negocios cuyas tiendas fueron destruidas durante las protestas.

Según fuentes cercanas a la fiscalía, no pudieron condenar a las personas ‘más allá de toda duda existente’ debido a que la evidencia no era suficiente, o no estaba clara.

Sin embargo, un documento redactado por el fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr. declara: “Para muchos de estos robos en comercios, se les pedirá que reduzcan la acusación inicial de delito grave a un delito menor y que se desestime del caso… con la vista puesta en la rehabilitación”, y cuyo “objetivo continuo es lograr un tratamiento coherente y equitativo en estos casos”. 

Vance pidió a sus fiscales que revisaran los antecedentes penales de los acusados y examinaran si la policía podía demostrar realmente que el sospechoso había causado “algún daño a la tienda” antes de abandonar los casos.

El fiscal aparentemente intentó justificar su decisión de desestimar la mayoría de los casos debido al trabajo atrasado que se generó durante el cierre de los juzgados durante la pandemia.

Vance dijo que había más de 600 detenciones por robo comercial, además de más de 3.500 casos de delitos graves no imputados a la espera de que el sistema judicial volviera a funcionar con normalidad.

No obstante, según el medio británico Daily Mail, la oficina de Vance ha estado ocupada preparando el caso penal contra Donald Trump, que se dice que se centra en acusaciones de fraude fiscal, de préstamos y de seguros en la Organización Trump.

Trump negó cualquier delito y acusó a la fiscalía de una nueva caza de brujas política.

No es poco común que fiscales demócratas liberales, opten por no procesar criminales y en vez adopten la postura de la ‘rehabilitación’ o de utilizar el argumento de la ‘igualdad’.

Según un reporte del Daily Caller, muchos de estos fiscales lograron armar su candidatura con la financiación de George Soros y todos poseen la particularidad de utilizar el mismo criterio de ‘mano suave’ ante el crimen y de buscar redefinir la ley criminal dejando de castigar ‘crímenes menores’.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com