El tiroteo que tuvo lugar el sábado no fue como la mayoría de estos incidentes.

A diferencia de los otros tiroteos que han sacudido Texas en los últimos años, en los que los pistoleros atacaron a personas reunidas con un propósito común, en una iglesia, una escuela, un centro comercial, la tragedia del sábado se extendió por kilómetros.

Desde una carretera interestatal hasta las calles del vecindario y el estacionamiento de un cine, el pistolero sembró el terror en toda la región de Odessa-Midland, informó The Whashington Post.

[Hablaba por teléfono con su hermana y la asesinaron en un tiroteo en Texas]

A un ex profesor de matemáticas le dispararon mientras estaba en un semáforo con su esposa e hijos. Un querido tío fue atacado fuera de la casa de la que acababa de mudarse. Una estudiante de secundaria se desangró después de salir de un concesionario donde su hermano acababa de recoger las llaves de su nuevo coche.

La policía, que aún no ha confirmado la identidad de las víctimas, elevó el número de muertos a siete el domingo. 

Los muertos tenían entre 57 y 15 años de edad, dijeron las autoridades.

Los heridos son aún más jóvenes. El gobernador Greg Abbott dijo el domingo en una conferencia de prensa que una niña de 17 meses de edad a quien el disparo le entró por los dientes frontales y le atravesó el labio inferior y la lengua se someterá a una cirugía para extraer la metralla de su pecho. 

[Dejó a sus hijos de 3 y 7 años encerrados en una camioneta y se fue a bailar]

“Los niños pequeños son raros porque pueden tener heridas terribles pero aún así quieren correr y jugar”, dijo la madre de la niño a Abbott.

Estas son algunas de las personas que no sobrevivieron, según información de los seres queridos que hablaron con The Washington Post y otros medios de comunicación, y las historias de los amigos y familiares que dejaron atrás.

Edwin Peregrino, 25 años

Edwin Peregrino estaba visitando a sus padres en Odessa cuando escuchó disparos afuera.

Al principio, parecían venir de lejos.

Pero cuando corrió al patio para investigar, según su hermana mayor, un pistolero pasó a toda velocidad y abrió fuego, matando a Peregrino afuera de la casa, se había mudado unas semanas antes.

“Sucedió en nuestra casa. Crees que estás a salvo en tu propia casa”, dijo Eritizi Peregrino, de 23 años, en una entrevista. 

El esposo de Eritizi Peregrino también recibió un disparo el sábado por la tarde y se está recuperando, dijo. Pero su hermano, que había ido de visita durante el fin de semana para hablar sobre su nuevo trabajo y su vida en San Antonio, no sobrevivió.

Edwin tenía dos sobrinos y una sobrina y quería empezar su propia familia. Conocido por ser un poco alborotador en su juventud, Edwin había madurado. Se enorgullecía de estar ahí para los demás, y su naturaleza burlona permanecía, sirviendo como un punto de consuelo para aquellos que lo conocían.

“Siempre podías contar con él para cualquier cosa”, contó Eritizi. 

Leilah Hernandez, 15 años

Leilah Hernández celebró sus quince años en mayo.

La abuela de Leilah, Nora Leyva, ayudó a la familia a planificar la tradicional fiesta durante dos años. 

La joven se veía y se sentía como una princesa con su enorme vestido verde. “Fue como un sueño para ella”, dijo Leyva.

Leilah Hernandez

La abuela le dijo a The Post que la madre de Leilah ha estado en una especie de shock mientras llora la muerte de su hija. Está agradecida de estar en el hospital de Odessa, donde docenas de familiares esperan noticias sobre el hermano herido de Leilah, Nathan, que aún está en la Unidad de Cuidados Intensivos, porque teme volver a casa a la habitación de su hija.

La joven estaba con su familia el sábado cuando su hermano de 18 años fue a recoger una camioneta para la que había estado ahorrando durante mucho tiempo.

Nathan y Leilah estaban saliendo del concesionario cuando el pistolero empezó a disparar al azar desde su coche, según cuenta Leyva.

“Supongo que solo buscaba a alguien a quien matar”, comentó.

La hija de Leyva empujó a su hijo de 9 años bajo un coche. Nathan abrazó a Leilah y recibió un balazo en el brazo derecho. El siguiente disparo atravesó el hombro izquierdo de la joven, cerca de la clavícula.

“Ayúdame, ayúdame”, fue todo lo que la chica dijo mientras moría, según dice su abuela.

La ambulancia tardó 20 minutos en llegar. Los profesionales presionaron la herida de ambos lados, pero “estaba perdiendo demasiada sangre”, dijo Leyva. 

“Es tan difícil”, expresó. “No voy a volver a verla”.

El Distrito Escolar Independiente del Condado de Ector, que incluye a la Escuela Secundaria de Odessa, reconoció que uno de sus estudiantes está entre los muertos, aunque no nombraron a Leilah. La escuela secundaria, sin embargo, retuiteó un posteo con el hashtag #leilahstrong.

“Estamos destrozados e indignados por la violencia que hoy golpeó a nuestra comunidad y a nuestro distrito escolar”, dice una declaración de las autoridades publicada en Facebook. “Nuestras vidas han cambiado para siempre”.

Los consejeros del distrito escolar y de la región se están “preparando para ayudar a nuestro personal, a nuestros estudiantes y a nuestras familias a superar esta tragedia”.

Joseph Griffith, 40 años

Joseph Griffith

Carla Byrne, la hermana mayor de Joseph Griffith, dijo a The Post que su hermano fue asesinado por el pistolero mientras estaba en un semáforo con su esposa y sus dos hijos.

“Este maníaco se paró a su lado y le disparó, le quitó la vida, asesinó a mi hermanito”, dijo ella. “Estamos destrozados”.

Byrne recordó el sentido del humor que caracterizaba a su hermano y su devoción a su esposa e hijos.

Trabajaba seis días a la semana para mantenerlos, añadió.

Griffith fue profesor de matemáticas y desarrolló estrechos lazos con sus estudiantes, explicó Byrne. Un día antes de ser asesinado, una ex-alumna se había acercado a él para decirle que era un “profesor increíble”.

Kaitlyn King, de 25 años, recordó haber asistido a la clase de matemáticas de séptimo grado de Griffith en la Escuela Secundaria Goddard en Midland hace más de una década. King, que “no es muy buena en matemática”, había reprobado el examen estandarizado del estado el año anterior.

Para mejorar sus notas de sexto grado, necesitaba un maestro que fuera paciente e invirtiera tiempo en enseñarle. Y apareció Griffith, quien, según King, abordó cada tema con un carisma único que hacía que sus estudiantes “quisieran aprender”.

“Era un maestro muy divertido, muy serio al mismo tiempo”, recordó la joven. “Era bueno explicándolo todo”.

Mary Granados, 29 años

Mary Granados, de 29 años, se acercaba al final de su turno como cartera cuando el pistolero la mató, dijo a CNN su hermana gemela Rosie Granados.

Rosie explicó que oyó a su hermana gritar mientras le disparaban.

“Fue muy doloroso”, dijo. “Solo quería ayudarla, y no pude. Pensé que la había mordido un perro o algo así. Intenté llamarla por su nombre y no me contestó”.

Conociendo la ruta del correo de su hermana, Rosie se fue a buscarla, reportó CNN.

“Todos estamos destrozados, todos estamos sufriendo por esto”, dijo.

El Servicio Postal de Estados Unidos afirmó en un comunicado a The Post que está “conmocionado y entristecido” por los tiroteos y por la pérdida de un “miembro de la familia postal”. También dijeron que están trabajando con las fuerzas del orden para ayudar en las investigaciones.

Una página de GoFundMe está solicitando donaciones para cubrir los gastos funerarios de la residente de Odessa, que trabajó en el Servicio Postal durante aproximadamente un año, según su hermana.

“Tuve el privilegio de trabajar con Mary antes de que comenzara su carrera en USPS”, escribió Leslie Aide, la creadora de la campaña de recaudación de fondos. “Era hermosa por dentro y por fuera, con un gran corazón y siempre dispuesta a ser una gran amiga, siempre tenía una sonrisa en la cara”.

Sigue leyendo:

. Nada más que ver aquí: Rusia, racismo, recesión. Hay mucho por ver aquí: China, Clinton, colusión- Parte 2.

. “Huawei es una ‘bomba sucia’ dentro de las democracias industriales”, dice exasesor de Trump.

. Padre de una víctima de tiroteo en EE. UU. denuncia la politización de la tragedia.

Le puede interesar:

“Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Categorías: Últimas noticias