La noticia de una supuesta monja que ofreció su virginidad para juntar fondos para reconstruir la Catedral de Notre Dame, situada en la capital francesa de París, generó un gran revuelo en las redes sociales. Sin embargo, tras replicar la información en varios portales, confirmaron que la historia era falsa.

“Antoinette Debasile, una monja de 91 años puso a subasta su virginidad para reconstruir la catedral de Notre Dame, parcialmente incinerada el pasado abril de este 2019. La religiosa escribió una carta en la que ofreció sacrificar su castidad para restaurar el histórico monumento”, informaron.

Agregaron que la monja detalló: “Me he preservado toda mi vida para Dios y él me ha pedido que me someta al mayor sacrificio hasta ahora para ayudar en la reconstrucción de este monumento divino”.

Sin embargo, luego de realizar una verificación, descubrieron que la mujer de la imagen en realidad se llamaba Cecylia María Roszak, una monja de origen POLACO que falleció el 16 de noviembre de 2018 a los 110 años.

Roszak fue reconocida por su labor durante la Segunda Guerra Mundial. La señora, que residía en un convento situado en Lituania, refugió y ocultó a decenas de personas de origen judío que huían de la persecución nazi.

En 1984, se la condecoró con el premio “Justo entre las naciones”, que el gobierno otorga a quienes arriesgaron sus vidas salvando a los judíos. Al momento de su muerte, la monja era la mujer más longeva sobre la Tierra.

Fuente: El Tribuno.

Categorías: Últimas noticias