Volar con niños pequeños y esperar que todo salga bien puede ser un poco arriesgado. A veces, el vuelo es sencillo y sin problemas, y otras veces, desearías tener la oportunidad de renunciar.

Lori Gabriel, de Magnolia, Texas, Estados Unidos, volaba con su hijo de 4 años, Braysen, cuando las cosas comenzaron a ponerse difíciles.

Braysen había estado en aviones antes y lo había hecho bastante bien, pero en este vuelo en particular de United Airlines, Braysen, que tiene autismo, estaba teniendo dificultades.

[Chuck Norris cuida por amor a su esposa enferma, a los 79 años]

No quería sentarse en su asiento; quería tumbarse en el pasillo cubierto con una manta y estar en la sección de asientos de primera clase. 

El comportamiento de Braysen podría haber causado una gran escena y mucha molestia para los pasajeros cercanos, pero la tripulación de vuelo de United Airlines no prestó atención por las acciones del niño.

facebook / Lori Gabriel

Batallar con un niño autista de 4 años no iba a hacer que aterrizara el avión más rápido o aliviar el estrés de nadie, por lo que la tripulación de vuelo decidió trabajar alrededor del niño que estaba acostado en el pasillo con una manta.

Lo hicieron con un corazón alegre.

“Así que mi pequeño volador (es autista pero normalmente le encanta volar) no tuvo un vuelo tan bueno a casa”, publicó Lori Gabriel en su página de Facebook.

“Intentar que se quedara sentado era imposible, quería sentarse en el suelo del pasillo y en primera clase”.

facebook / Lori Gabriel

Gabriel se sintió aliviada de que los miembros de la tripulación fueran tan amables con su hijo.

“Muchas gracias a United Airlines que se acomodaron a sus necesidades, se aseguraron de que todos estuviéramos bien, trabajando cerca de donde él eligió sentarse”, escribió ella.

Los compañeros de viaje también mostraron su apoyo a la madre que se esforzaba por manejar a su hijo autista.

Una mujer, una azafata fuera de servicio según CNN, le envió a Gabriel una nota de aliento, reconociendo el arduo trabajo de criar a un niño con  necesidades especiales.

“Nunca dejes que nadie te haga sentir como si fueras un inconveniente o una carga. El es una bendición. Dios bendiga tu paciencia, tu amor, tu apoyo y tu fuerza. Continúa siendo una súper mujer”, decía la nota.

facebook / Lori Gabriel

El momento de la nota alentadora fue solo el estímulo que Gabriel necesitaba para perseverar.

“Para la señora que me escribió esta nota en el asiento 7D, gracias, puede que no sepas cuánto significa eso para nosotros cuando nos sentimos derrotados”, escribió Gabriel.

Un pasajero de primera clase jugó con Braysen, saludándolo con choca esos cinco y sin preocuparse cuando el niño rozó el respaldo de su asiento.

Gabriel compartió su historia con la esperanza de que los extraños a bordo del vuelo pudieran ver su publicación y conocer su profundo aprecio por su amabilidad.

“United realmente nos ayudó a través de este vuelo”, escribió.

Te puede interesar:

‘Falun Dafa’, conoce la historia de la disciplina milenaria china que ha cambiado al mundo entero

videoinfo__video2.bles.com||5ebb6979d__

Categorías: Últimas noticias