ESTADOS UNIDOS.- Por maltratar físicamente y obligar a trabajar gratuitamente a un trabajador afroamericano con discapacidad mental, un ex gerente de un restaurante en Carolina del Sur, fue sentenciado a 10 años de prisión y a pagar una multa de más de 272 mil dólares.

El pasado miércoles, el Departamento de Justicia de EE. UU. informó que Bobby Paul Edwards, de 54 años, había empleado con violencia, amenazas e intimidación contra Christopher Smith, mientras ejercía de administrador del restaurante J&J entre 2009 y 2014.

De acuerdo con el comunicado, Edwards se declaró culpable del cargo de trabajo forzado el pasado 4 de junio de 2018.

“Por robar la libertad y los salarios de su víctima, el Sr. Edwards se ha ganado todos los días de su condena”, dijo Sherri Lydon, fiscl federal del Distrito de Carolina del Sur.

Durante varios años, Smith fue sometido a abuso físico y emocional si cometía un error o no podía trabajar lo suficientemente rápido. En más de una ocasión fue golpeado con un cinturón, puños ollas y sartenes, además de recibir gritos e insultos racistas por parte de Edwards.

Además, el acusado, fue señalado de haber sumergido unas pinzas metálicas en grasa caliente y quemar el cuerpo de Smith.

Autoridades estatales señalaron que fueron alertadas por un residente, y el empleado fue rescatado en octubre de 2014. Smith trabajó en el restaurante desde los 12 años, en donde inició como lavaplatos y después ejerció todo tipo de labores.

Fuente: El imparcial.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Categorías: Últimas noticias