Un tribunal escuchó el caso de un pedófilo con deseos sexuales “desviados” quien le ofreció a dos menores $ 5 dólares a cada uno a cambio de sexo oral.

Jackson Coyle, de 25 años, de Sunshine Coast, Australia, trató de atraer a dos menores de edad a una alcantarilla con un juego de “verdad o reto” en noviembre del año pasado.

El depredador, a quien se le había otorgado la libertad bajo fianza después de que la policía encontró pornografía infantil en su casa, le ofreció a los jóvenes dinero a cambio de “sexo oral”, escuchó el Tribunal del Distrito de Maroochydore.

[“Me van a matar”: Colombiana asesinada en México habría huido de una red de trata de blancas]

Los muchachos escaparon, pero Coyle persiguió al más joven a su casa y merodeó alrededor, informó el Sunshine Coast Daily. 

Cuando la policía lo interrogó sobre el incidente, Coyle comunicó que los niños solían pasear en bicicleta por el vecindario.

Les dijo a los oficiales que “solo quería estar cerca de ellos”.

Meses antes, la policía descubrió 228 videos y 70 fotos de niños abusados ​​sexualmente cuando allanaron la casa que compartía con su madre.

Jackson Coyle (en la foto) 

Las imágenes perturbadoras incluyeron a niños incluso de un año siendo abusados. 

[Encuentran a una bebé de seis meses viva en un estanque congelado, su padre confesó el intento de asesinato]

Coyle se declaró culpable de poseer material de explotación infantil y de acosar sexualmente a menores de 12 años.

El juez Michael Rackemann criticó a Coyle por actuar según sus “impulsos sexuales desviados”.

Coyle había distribuido los videos a otros a cambio de más imágenes.

“La mayoría del material se refería a niños de entre 5 y 10 años, aunque había algunas imágenes de niños de entre 1 y 5 años”, expresó el juez Rackemann.

La abogada defensora Lily Brisick expresó que el comportamiento de Coyle era “oportunista”. 

El juez comunicó que el joven de 25 años había demostrado que estaba abierto a recibir tratamiento por sus problemas.

“Por otro lado, no ha progresado mucho en su camino hacia la rehabilitación y, en mi opinión, todavía representa un riesgo para la comunidad”, comunicó.

El juez Rackemann dijo que los 305 días que Coyle ya había pasado bajo custodia eran suficientes.

El hombre de Queensland fue puesto en libertad condicional durante tres años.

Su orden de libertad condicional incluye condiciones especiales como recibir tratamiento psiquiátrico, presentar pruebas de orina en cualquier momento y adherirse a un horario restringido de permanecer en su casa especialmente de noche.

Tampoco debe tener contacto sin supervisión con un niño menor de 16 años y asistir a cualquier lugar sin supervisión que a menudo sea visitado por niños.

Sigue leyendo:

. Un estudiante de 13 años quedó en estado crítico después de ser atacado por compañeros de clase.

. Una madre habría permitido que un amigo abusara de sus seis hijos a cambio de ropa y comida.

. Mató a su esposa con un mazo y luego estranguló a sus hijas “para que no vivan sabiendo que papá mató a mamá”.

Te puede interesar:

La agenda pedófila mundial

videoinfo__video2.bles.com||04123bb4f__

Categorías: Últimas noticias