Redacción BLes – Una menor de tres años murió luego de recibir un diagnóstico erróneo de estreñimiento y ser enviada hasta su casa con fuertes dolores en el estómago.

Según informó el Daily Mail el pasado domingo, Francesca Sio perdió la vida sólo cuatro días después de recibir el diagnóstico médico, donde se le indicaba a los padres suministrarle un laxante para el estreñimiento y estar pendientes de su cuidado, sin embargo la niña terminó falleciendo de un ataque al corazón provocado por un tumor intestinal.

Una autopsia practicada al cuerpo de la menor reveló que los médicos habían ignorado la verdadera causa del dolor estomacal de la niña: de acuerdo con el medio británico, lo que ella tenía realmente era un tumor intestinal de 5 cm.

[Devolvió un enjuague bucal a la estantería del supermercado después de hacer gárgaras y escupir dentro de la botella]

Acorde con The Sun, luego de la muerte de su hija, a los padres se les comunicó que lo que había padecido la niña era muy raro y que se trataba de ‘mala suerte’. Su padre John, de 36 años, señaló que la explicación lo hizo sentir a él y a su esposa Lorraine muy enojados.

El padre de la niña dijo al medio británico que la había llevado al consultorio, donde el médico de la familia la atendió luego de que ella presentara síntomas de fiebre y dificultad para dar del cuerpo. El especialista sólo le dijo que lo que tenía su hija era un estreñimiento y le recetó un laxante.

Luego de 6 días la condición de la niña no era nada buena, por lo que sus padres terminaron llevándola al Hospital Princess Royal, ubicado en la ciudad de Orpington, en el condado de Kent, Reino Unido, según The Sun.

Después de ser evaluada por un médico de cabecera y un pediatra, le volvieron a diagnosticar estreñimiento. Según los informes médicos, una enfermera intentó insertarle a la niña un supositorio pero no consiguieron ningún resultado, la pequeña nuevamente fue mandada a casa con un laxante, según The Sun.

[Cisnes negros en China “lloran” después de que un hombre les robó y pisoteó sus huevos]

A los cuatro días la infante despertó a las 4 de la mañana llorando y luchando por respirar. Ella finalmente sufrió un paro cardíaco debido a un coágulo de sangre que se alojó en un pulmón y estaba relacionado con el tumor intestinal.

De acuerdo con Daily Mail, el tumor que tenía la niña era cancerígeno y es conocido como ‘saco de yugo’, además es extremadamente raro y se identifica en niños a temprana edad. Acorde con el medio británico, las tasas de supervivencia a este tumor están entre el 70 y el 80 por ciento.

Respecto a la investigación de la muerte de la menor, a los padres se les fue negada la posibilidad de iniciar una investigación tras conocer que su hija había muerto por causas naturales el 1 de abril de 2017. Sin embargo, debido a una apelación que hicieron ante el Tribunal Superior, se dará inicio a la investigación el próximo noviembre.

Un portavoz del Princess Royal señaló: “Después de la muerte de Francesca, realizamos una revisión del caso y buscamos una opinión externa que no identificara ninguna deficiencia u oportunidades perdidas en su atención y que hubieran derivado en un resultado diferente”,  según lo informado por Daily Mail.

También te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China.

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__