Redacción Bles – Una niña de tres años de México corre peligro de quedar en estado vegetativo luego de que su padre le diera de tomar un yogur con veneno en venganza contra su ex pareja sentimental, que también es la madre de la menor, según informó Periódico Central.

El hecho ocurrió el pasado 25 de agosto cuando la mujer se encontraba acostada con sus hijos en su casa ubicada en Benito Suárez, en el municipio de Tetela de Ocampo. Como era domingo, la familia decidió levantarse un poco más tarde de lo habitual.

Una hija de la mujer salió a comprar tortillas para el desayuno y afuera se encontró a su padre, quien le dijo que le había comprado un yogur para beber, pero antes de irse le dio otro y le dijo: “para Alexa“.

[La horrible historia de Adrian Jones, el niño que fue asesinado por su padre y dado como alimento a los cerdos]

Tres menores de la familia tomaron el yogur y resultaron envenenadas, pero Alexa es la que no logró recuperarse y ahora la pequeña lucha por su vida.

Alexa.

Rosa Corona Hernández (34) relató al mismo sitio que se había separado hace tres años de Alberto L. M (35), por temor de que un día asesinara a su hija, Alexa.

[Exploraba el reactor nuclear que explotó en Chernobyl y descubrió un esqueleto]

Desde muy pequeña, Alexa sufrió diversos tipos de maltratos y agresiones por parte de su padre, quien afirmaba que no era su hija y la bautizó como ‘bastarda‘ desde que tenía meses de vida.

Durante décadas, la mujer fue víctima de violencia física y sexual por parte del sujeto, con quien tenía otros cinco hijos más aparte de Alexa. En una oportunidad, Rosa notó que el hombre tenía intenciones de matar a la pequeña, por lo que tomó la decisión de separarse. 

En venganza, Alberto L. M le prometió a Rosa que un día iba “a llorar lágrimas de sangre” por no querer regresar con él. Y lo cumplió.

Las menores fueron trasladadas al Hospital Comunitario Tetela de Ocampo y luego derivadas al Hospital General de Zacatlán debido a que los médicos confirmaron un cuadro de envenenamiento y su estado de salud corría serio peligro.

También dos perritas de la familia murieron, al parecer, luego de haber lamido los potes de yogur que ingirieron las menores.

Afortunadamente, dos de las hijas de Rosa comenzaron a presentar mejoras por lo que es posible que pronto sean dadas de alta.

Sin embargo, Alexa no tuvo la misma suerte. Los médicos le sugirieron a la madre trasladar a la niña al Hospital del Niño Poblano, donde fue ingresada a terapia intensiva y actualmente se encuentra en estado de inconsciencia.

Ella siempre me abrazaba y me decía que me quería mucho. Le gusta mucho cantar y también es bien platicadora“, contó Rosa a Periódico Central.

Los médicos aún no saben a ciencia cierta a qué tipo de veneno se están enfrentando, aunque sospechan que no haya sido el yogur sino los químicos que se utilizan en el invernadero donde trabaja Rosa.

Hasta el momento, las esperanzas de que la menor logre recuperarse son escasas y los especialistas le dijeron a la madre que si despierta, puede perder el habla, la vista o quedar en estado vegetativo.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__