EURE, Francia.- El Tribunal de Justicia de Eure sentenció el pasado viernes a 20 años de prisión a un hombre por agresión sexual y violación de 23 niños entre los años 1994 y 2011, mientras laboraba como salvavidas en una piscina.

Dominique Hébert, de 52 años, fue declarado culpable por abusar de menores quienes tenían entre 8 y 14 años al momento de los hechos, y durante 17 años nadie cuestionó su personalidad.

“Es un depredador sexual”, expresó la abogada general Rebecca Dreyfus.

Además de los años de prisión, tendrá una sentencia de seguridad por 10 años y la prohibición de entrar en contacto con sus víctimas o con menores de edad, además de no involucrarse en actividades donde pueda relacionarse con niños.

Durante los cinco días que duró el juicio, Hébert admitió su culpabilidad, excepto en el caso de una víctima.

En sus palabras, espera que su sentencia “ayude a pasar de página, sanar mis heridas y reconstruirme”.

Una de sus víctimas confesó los actos de Hébert en 2014. Según el perjudicado, varios niños tuvieron la confianza de hablar en su momento que su entrenador les hizo una felación.

Además, los “premiaba”: “una película por una ma…”, “una película si te acuestas conmigo”.

Tras estas acusaciones, Hébert fue detenido en 2015.

Según su abogado, el tiempo que ha estado detenido le ayudó a “enfatizar” su arrepentimiento.

Fuente: El imparcial.

Sigue leyendo:

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Categorías: Últimas noticias