Lo único más devastador que perder a una mascota es saber que podrías haber evitado su muerte.

Según People, Kate Chacksfield está desconsolada por la muerte de su amada perra Ruby, que falleció después de consumir brownies endulzados con xilitol.

Chacksfield, de Londres, Inglaterra, está usando su dolor para ayudar a educar a otros dueños de mascotas sobre los peligros de este edulcorante natural.

[La desgarradora foto que muestra a una perra en un refugio dando su último paseo hacia su propia muerte]

Ruby, como la mayoría de los perros, no podía resistirse a las golosinas, aunque no tuviera permiso de sus dueños.

Ruby había comido brownies anteriormente, pero nunca la enfermaron, aunque se supone que el chocolate es tóxico para los perros.

Las pequeñas cantidades nunca tuvieron un efecto negativo en Ruby, pero esta vez la perra se comió dos brownies enteros cuyo contenido de xilitol la enfermó en solo treinta y seis horas.

Si Chacksfield hubiera sabido de los peligros potenciales del xilitol, habría llevado a Ruby al veterinario mucho antes. 

[Tras ser absuelto por agresión sexual: revelan video de un exNBA arrastrando a una mujer desnuda]

El xilitol es un sustituto natural del azúcar a base de alcohol comúnmente utilizado por aquellos que buscan perder peso.

Tiene muchas menos calorías que el azúcar, lo que llevó a Chacksfield a utilizarlo en sus brownies.

Si hubiera sabido lo tóxico que era para los perros, no habría tenido que despedirse de su querida mascota.

Los perros que ingieren xilitol pueden sufrir una variedad de síntomas. El bajo nivel de azúcar en la sangre, la insuficiencia hepática, las convulsiones y, en el peor de los casos, la muerte pueden ser causadas por el edulcorante aparentemente inofensivo.

Facebook / Kate Chacksfield

Chacksfield llevó a Ruby al hospital tan pronto como se dio cuenta de que su Vizsla estaba enferma, pero lamentablemente ya era demasiado tarde.

El daño ya estaba hecho y la condición de Ruby comenzó a deteriorarse rápidamente.

Durante ocho largos días, la perrita sufrió y luchó, pero finalmente sucumbió a los síntomas inducidos por el xilitol, dejando a Chaksfield con el corazón destrozado por la culpa y una gran factura veterinaria que ascendía a casi 13.000 dólares.

La mujer confesó: “No tenía ni idea de lo malo que eran los edulcorantes naturales para los perros, las fotos de Ruby con soporte vital todavía me hacen llorar”.

Facebook / Kate Chacksfield

Chacksfield compartió que si hubiera sabido lo tóxico que era el xilitol, no habría perdido ni un segundo y habría llevado a Ruby al veterinario tan pronto como se dio cuenta de que faltaban los brownies.

En cambio, se perdieron horas preciosas hasta que la perra comenzó a mostrar síntomas de insuficiencia hepática.

Fue entonces cuando Chacksfield se dio cuenta de que no era un virus común y corrió con su preciosa mascota al Royal Veterinary College de Londres.

Desafortunadamente, era demasiado tarde para entonces. “Solo hice brownies con xilitol para reducir la cantidad de azúcar que estaba comiendo”, explicó. 

Facebook / Kate Chacksfield

Los perros son conocidos por escarbar e ingerir cosas que realmente no deberían, y esto es lo que Chacksfield creyó que había pasado con Ruby.

“Pensamos que quizás había comido algo por error en el parque o algo así, nunca se me pasó por la cabeza mencionar los brownies”, reveló.

Ahora está tratando desesperadamente de convertir su tragedia personal en una enseñanza para otros dueños de perros y espera difundir conciencia sobre el tema.

Facebook / Kate Chacksfield

Es una forma dolorosa de perder una mascota. Por muy lindos que sean los perros, a menudo no pueden contenerse cuando se trata de golosinas.

Si tienes una mascota, infórmate sobre todas las cosas que podrían ser perjudiciales para la salud del animal y ponlas fuera de su alcance.

Hay varios ingredientes que son inofensivos para los humanos, pero que son extremadamente tóxicos para los perros. 

Facebook / Kate Chacksfield

“Se necesita solo un cuarto de una cucharadita de edulcorante para hacer daño a un perro”, agregó Chacksfield.

Este ingrediente se puede encontrar en varios productos sin azúcar, como las gomas de mascar, los dulces y los productos para untar, como la mantequilla de maní.

Haz el esfuerzo de leer las etiquetas y asegúrate de que no haya nada que pueda dañar a tu mascota antes de compartir cualquier alimento.

El Dr. Evan Antin, veterinario de mascotas, compartió que las uvas, las pasas, las cebollas, el ajo, la carne cruda, los huevos crudos y, sorprendentemente, incluso las nueces de macadamia, son tóxicos para los perros e incluso podrían causar su muerte.

Si tienes la más mínima duda de que tu mascota está enferma por algo que ha comido, no pierdas tiempo y acude al veterinario inmediatamente. 

Facebook / Kate Chacksfield

Le puede interesar:

“Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Categorías: Últimas noticias